LLANERA | FIESTA MEDIEVAL

FOTOS de la primera jornada de los Exconxuraos

  • La fiesta de Los Exconxuraos arrancó ayer y continúa hoy sábado y mañana, domingo.

El Fielato y El Nora, 02 Julio 2016

Roberto Álvarez y Gerardo Sanz. Roberto Álvarez y Gerardo Sanz.

PINCHA AQUÍ PARA VER UNA FOTOGALERÍA DE LA PRIMERA JORNADA DE FIESTA

PREGÓN DE ROBERTO ÁLVAREZ:

Señor alcalde de Llanera, señores concejales, autoridades, anteriores pregoneros de Exconxuraos, señoras y señores.

Cuando hace unas semanas me reuní con nuestro alcalde, Gerardo Sanz y con la teniente alcalde Pilar Fernández, no imaginaba para nada que, a los postres, me iban a proponer ser el pregonero de la fiesta de los Exconxuraos del 2016. Fue una propuesta clara y directa, ante la cual, y después de haberme dado un buen pellizco para comprobar que no estaba soñando, acepté con orgullo y responsabilidad.

Orgullo porque para mí es, sin duda, un honor que me hayan pedido ser pregonero de esta fiesta de Llanera y responsabilidad, por querer estar a la altura de lo que significa dar el pregón de Exconxuraos.

Llanera celebra su gran fiesta anual. Esta Llanera tan diversa, y tan distinta a como la conocimos no hace tantos años. Porque podríamos hablar de dos concejos, la Llanera urbana, de la villa, de Lugo, del ferrocarril y la Llanera rural, agraria y alejada de las autopistas.

Soy el más joven de los pregoneros de las fiestas, pero también nací en la Llanera rural, en Santa Cruz, Villayo, La Sierra.  “Y éste que les habla, vivió allí sin electricidad en su casa hasta los 15 años. La luz eléctrica no había llegado a todos los vecinos del concejo. Las comunicaciones eran la otra cara de la moneda en el día a día. Ir al colegio suponía un desplazamiento hasta la parada del bus de 3 kilómetros a la ida y otros tantos a la vuelta. Llegar por la tarde en invierno y hacerse de noche era todo uno. Así que tocaba encender velas o el camping gas para estudiar y hacer las tareas escolares. Los 6 kilómetros eran la distancia normal, porque el río que bordea la casa familiar nos dio algunas sorpresas y recuerdo una vez que, acompañado de mis abuelos José y Azucena, la riada nos obligó a llegar a casa cruzando por el vecino concejo de Las Regueras y casi llegando a tener que entrar en el de Illas.

Era la Llanera rural, en la que 4 generaciones, vivíamos bajo el mismo techo y que felices, todo se compartía.

Cuento estos detalles, para que se comprenda las diferencias que tenían unas parroquias con otras. El sentimiento de pertenecer a un sitio u otro, no era el ser “de Llanera” sino el de “soy de tal parroquia o de tal otra”. Por eso era importante que Llanera tuviera unas fiestas de todos y para todos. Y eso es lo que ha conseguido ser La Fiesta de Exconxuraos.

Armada alrededor de un episodio histórico de todos conocido, y que descubrió el recientemente fallecido Ignacio Ruiz de la Peña, nació con la voluntad de ser la fiesta de Llanera, que no tenía ninguna y sin ánimo de competir con las parroquiales. Todo lo contrario, la elección de la fecha fue fundamental para acertar de lleno. Hoy, las asociaciones de festejos locales, participan en la fiesta mayor y colaboran con ella para mantener las suyas.

Y dando el pregón de Exconxuraos no puedo olvidarme de recordar a quien lo dio en el año 2007, Avelino Suárez, Llanerense del Año 2014, que también nos dejó hace poco. Quiero mandarle desde aquí un fuerte abrazo a sus familiares y amigos.

El galardón Llanerense del Año, lo concede el periódico de Llanera, El Tapín. Me decía el alcalde que, a la hora de escoger al pregonero, había tenido en cuenta varios proyectos que yo había puesto en marcha, entre ellos El Tapín.

El periódico nació, como la fiesta de los Exconxuraos, en torno al año 2000, y hoy es el periódico local de Llanera. Lo que parecía un proyecto inviable acabó siendo, gracias al trabajo y colaboración de muchas personas una realidad tanto en la versión escrita, como en la edición digital y ha crecido a una edición para Lugones y otra para Las Regueras.

Todo esto es conocido, pero quizá no lo sea tanto, que muchos años antes, cuando yo era un adolescente, colaboré con una radios local que empezaba a funcionar en los años ochenta del siglo pasado, Radio Cultural de Colloto. Su potencia fue aumentando hasta ser escuchada en Llanera. El caso es que en la fiesta de San Isidro del año 1984, en funciones de periodista radiofónico, le realicé una entrevista en directo al entonces alcalde Justo Suárez Prado. Fue en la Plaza de la habana y usamos un teléfono con manos libres (alta tecnología de la época) que permitía hacer llegar las preguntas de este plumilla y las repuestas del alcalde a la emisora. Estoy seguro que fue la primera entrevista de radio en directo a un alcalde de Llanera en la historia.

También se pusieron en marcha en estos años otros proyectos al servicio de Llanera, “Conexión Instituto” páginas destinadas a los alumnos del Instituto de Llanera, el ya citado “Llanerense del Año”, la Mención Gorfolí”, la Beca al mejor expediente académico de Llanera o los premios a los mejores deportistas del Unión Deportivo Llanera, son todos ellos proyectos que pretender servir a Llanera y ponerla en valor.

Quiero destacar también la creación de la Asociación Cultural Perxuraos, gestada con varios amigos, y que edita la revista anual Perxuraos, dedicada a la historia, etnografía y patrimonio llanerense.

Y de eso trata también la fiesta de Los Exconxuraos, de poner en valor nuestro concejo. De ser más conocidos, en Asturias y fuera de Asturias. De que la gente venga a conocernos, a disfrutar de nuestra tierra, de las oportunidades de negocio que ofrece a las empresas, de nuestro rico patrimonio cultural, de lo bien que se come y de lo buena gente que somos, recios y trabajadores pero amables y hospitalarios.

Y también sabemos pasarlo bien en nuestras fiestas. Este año se traslada el pregón al viernes. Primer día de celebración y que se ha dado en llamar “viernes de rebelión”. Los nombres son importantes y considero un acierto haberlos bautizado así: viernes de rebelión, sábado de Excomunión y domingo de perdón. Concentramos en esas pocas palabras, lo que fueron cuatro años de castigo injusto sobre las gentes de esta noble tierra de Llanera, pero que cuando llegó la hora de reconducir la situación, también supieron estar a la altura y pactar un arreglo que pusiera fin a esa situación tan angustiosa.

Si hoy es el pregón, mañana es el día grande de la noche, con su cena medieval y sus artistas para disfrute de jóvenes y mayores. El domingo, la fiesta es de día, con su desfile de Exconxuraos, sus bandas de música, la misa y, la parte de la fiesta que a mí, personalmente, más me agrada, la comida popular que cada año congrega a más vecinos de Llanera, para compartir alegría y buena vecindad. Esta parte del festejo nació de los propios vecinos, y creció de forma natural sin que hiciera falta nada más. Por eso la encuentro llena de buen ambiente y sin otro tipo de corsés.

Los Exconxuraos es la fiesta de todos, vecinos y forasteros que la quieran disfrutar. Así es y así debe seguir. Y para ello, todos debemos contribuir a consolidarla cada día un poco más, alejándola de luchas políticas o de otro tipo que la puedan comprometer.

Se han cumplido ya cinco años desde que fue declarada Fiesta de Interés Turístico Regional por el Gobierno de Asturias. Uno de los requisitos para que una celebración pueda ser considerada Fiesta de Interés Turístico Nacional es que, al menos, lleve cinco años siéndolo de Interés Regional.

¡Adelante pues!

Pongámonos manos a la obra para que el Gobierno de España la declare Fiesta de Interés Turístico Nacional. El Ayuntamiento debe encabezar la propuesta, que hasta ahora no podía avanzar, pero cumplido el plazo, nada impide luchar por ese título que le daría más relevancia a la Fiesta de los Exconxuraos de Llanera.

La fiesta nació de personas ambiciosas y debemos actuar con esas miras. Si queremos conseguir algo, trabajando con intensidad, seguramente lo conseguiremos.

Tenemos muchas cosas a favor, la historia de la fiesta, con miles de personas que ya han venido y que la han disfrutado otros años, el propio recinto ferial, que ofrece una instalación muy buena y en la que debería pensarse en que, “al menos” una parte fuera cubierta. Todo en la vida debe evolucionar, ir introduciendo cambios poco a poco que mejoren la fiesta seguirá siendo necesario, para que se acomode a los tiempos. Y estoy seguro de que lo conseguiremos.

Toca ahora disfrutar y pasarlo bien. Gozar de la música, de la diversión y de los espectáculos. Tengamos la fiesta en paz y hagamos grande la Fiesta de los Exconxuraos de Llanera.

Muchas gracias a todos.

Viva la fiesta de Exconxuraos

Viva la rebelión de Perxuraos

Viva Llanera

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Arrancan los Exconxuraos en Llanera