LUGONES | SIERO

Las mascotas toman el templo

  • Los más madrugadores a la cita con el patrón fueron los perros

El Fielato y El Nora, 23 Enero 2015

Bedición de un perro por la festividad de San Antón. Bedición de un perro por la festividad de San Antón.

 

FOTOGALAERÍA PINCHA AQUÍ

Las puertas de la iglesia parroquial de San Félix de Lugones se abrieron para bendecir a las mascotas de los feligreses durante la celebración de San Antonio Abad en la localidad. «Para que los animales no se mojen, este año preferimos realizar la bendición en el propio templo», aseguró el cura, Joaquín Serrano, quien adelanta que para el próximo año  quiere que las mascotas de los feligreses puedan acompañarles en la celebración religiosa. Por ello, el párroco propondrá al Consejo Pastoral la posibilidad de que éstos, con sus dueños, en su mayoría niños, puedan asistir a la misa del catecismo a las 11 de la mañana. «La aprobación definitiva la tiene que dar el concejo», puntualiza.

Los más madrugadores a la cita con el patrón fueron los perros. Una coqueta Mika, con chuvasquero rosa, esperaba a la bendición junto a su dueña, Loreto Suárez. «Todos los años venimos» asegura. Para la celebración de este año eligió a su perra, pero ya acudió con sus tortugas y sus peces en anteriores celebraciones.

Al pequeño Héctor Quiroga le esperaba su padre con las dos tortugas, «que no tienen nombre», señala. Quiroga fue el encargado de llevarlas a la bendición después de salir de la misa de catecismo.

A la cita no faltaron Juan Marcos y Begoña González con sus gallinas asturianas. «Somos de Viella y todos los años venimos, es para nosotros una tradición», asegura González, quien portaba una foto de un perro «que encontramos y está enfermo. Así que al no poder traerlo a él, venimos con esta foto».

Este año llamó la atención el simpático loro Kiko, quien prácticamente enmudeció al sentirse como una estrella del photocall.  Lleva con su dueño cinco años.

Asustado se mostraba el conejo de Vera Martín, quien responde al nombre de Lluvia. « Tiene cinco meses» aseguraba la pequeña que se mostraba ilusionada en participar por primera vez en esta celebración en Lugones.

Tampoco faltó a la bendición la reina de la casa, la gata de cura Joaquín Serrano, quien reconoce que la gran mayoría repite.

Perros, gallinas, conejos, tortugas, la lista fue larga, pero sin duda este año reinó el mundo canino. 

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse