Llanes | LLANES

¿Por qué Avall tiene en su poder el documento de los Presupuestos de Llanes?

  • La concejala de Hacienda, Marián García de la Llana ve «con sorpresa que esta asociación tenga el privilegio de disponer de los presupuestos generales antes de ser aprobados

El Fielato y El Nora, 06 Septiembre 2016

Marian García de la Llana. Marian García de la Llana.

Marián García de la Llana (Foro), concejala de Hacienda y priemra teniente de aclalde de Llanes hacía pública hoy una nota para matizar el documento registrado por la Asociación de Vecinos de Llanes (Avall) ayer enel Ayuntamiento de Llanes, en el que se amenza con acciones legales contra los ediles del equipo de gobierno sie éstos aprueban los Presupuestos de 2016.

La edil Llanisca se muestra sorprendida "por el hecho de que esta asociación tenga el privilegio de disponer de los presupuesto generales 2016 del Ayuntamiento de Llanes sin haber sido debatidos por el pleno de la Corporación, ni aprobados, ni encontrarse en período de información pública y, por supuesto, antes que ningún otro vecino del municipio". Y se pregunta: ¿por qué esa situación de privilegio para Avall? 

De la Llana recuerda a los colaboradores de sus socios en el gobierno, que "los asesores de cada partido político han de entender y aceptar que su radio de acción es precisamente el del partido al que asesoran y no tratar de saltarse las reglas del juego democrático, que son iguales para todos".

 

Comunicado de Prensa íntegro

A propósito del escrito registrado por la asociación Avall en el Ayuntamiento de Llanes, con fecha del 5 de septiembre de 2016, en el que aborda distintos aspectos de los presupuestos generales del Ayuntamiento para el año 2016, quiero puntualizar lo siguiente:

En primer lugar, manifestar mi sorpresa por el hecho de que esta asociación tenga el privilegio de disponer de los presupuesto generales 2016 del Ayuntamiento de Llanes sin haber sido debatidos por el pleno de la Corporación, ni aprobados, ni encontrarse en período de información pública y, por supuesto, antes que ningún otro vecino del municipio. ¿Por qué esa situación de privilegio para Avall? 

Entrando ya en el contenido de las argumentaciones de esta asociación sobre el presupuesto, que en su mayor parte se sitúan en el ámbito del posicionamiento político sin más, respetable siempre, pero extemporáneo, por anticiparse a los plazos legalmente establecidos y constituyendo un claro agravio comparativo para con el resto de vecinos, que tienen que esperar a la información pública para conocerlos y opinar; quiero aclararles que las cuentas municipales para el 2016 son necesarias. No son un capricho ni se han elaborado al albur. Sabido es que a 1 de enero si no hay aprobado un presupuesto, automáticamente se prorroga el del año anterior, pero es que éstos responden a la necesidad de cumplir con las nuevas acciones municipales de este equipo de gobierno. Son, sobre todo, unos presupuestos responsables, elaborados desde esta perspectiva, para atender y dar respuesta a las necesidades de los llaniscos.

Avall habla de ilegalidad y compara los motivos con los del presupuesto de 2006. Pues precisamente de ilegalidad o de cualquier otro aspecto se puede hablar a partir de la aprobación inicial tras conocerlos en la fase de exposición pública y actuar en consecuencia vía alegaciones, que para eso son. Anticiparse, por razones de privilegio, y emitir juicios de valor es jugar con ventaja y suena, en algunos casos, incluso a amenaza. 

Descalifican los presupuestos municipales porque casi todos ellos están dedicados a gasto corriente y son socialmente inservibles. Parece que Avall aun no se ha enterado que esto es una herencia recibida, que tenemos que asumir, desmontar y gestionar  para adaptarla a los tiempos del nuevo equipo de gobierno. Pero necesitamos tiempo. Las improvisaciones y las prisas no son buenas consejeras. Es fácil opinar políticamente y mucho más complicado resolver la redistribución de los presupuestos: el pago comprometido a las empresas externas, el pago de créditos, los gastos de personal, etc.

Además, Avall se inventa que estos son unos presupuestos participativos expresamente incluidos en el pacto de gobierno. Dicen literalmente: “el presupuesto propuesto para 2016 incumple el punto “presupuestos participativos”, expresamente incluidos en el Pacto de Gobierno. Pues al respecto y de manera tajante, les digo que no existe tal punto en el Pacto de Gobierno en el que se incluya el tema de los Presupuestos Participativos. 

De manera legal, en el municipio de Llanes como en el resto de municipios de España, las alegaciones contemplan y/o denuncian conceptos de forma sobre presupuestos municipales.

Finalmente, matizar que el tono de amenaza hacia los concejales del equipo municipal de gobierno, que se desprende del escrito registrado por Avall en dependencias del Ayuntamiento de Llanes tratando de condicionar el proceder de los ediles es injustificable, está fuera de lugar en un Ayuntamiento democrático y nunca lo vamos a permitir. Los asesores de cada partido político han de entender y aceptar que su radio de acción es precisamente el del partido al que asesoran y no tratar de saltarse las reglas del juego democrático, que son iguales para todos.

Marián García de la Llana, concejala de Hacienda

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse