Turismo | RIBADESELLA

Ribadesella en el Camino de Santiago: un alto obligatorio

El Fielato y El Nora, 17 Enero 2017

Los peregrinos que realicen el Camino de Santiago  por la costa cuentan en dos de sus etapas a la villa de Ribadesella, en la primera de ellas como destino, teniendo como salida en LLanes y en la siguiente como punto de partida (la que llega hasta Sebrayo).

Un gran abanico de posibilidades turísticas

 

Ribadesella ofrece a quien la visita, gran variedad de alternativas de disfrute. Su gastronomía es privilegiada y reconocida, su paisaje insuperable y variado y su oferta cultural única, con la cueva de Tito Bustillo como principal hito, sus pequeños comercios y los servicios de información turística, orientados a dejar buen sabor de boca a quienes por aquí pasan. Más de 3.000 plazas de alojamiento, ofrecen un amplio abanico para elegir, además de tener uno de los mejores Albergues de Peregrinos de Asturias en el pueblo de San Esteban.

El peregrino disfrutará de lugares con encanto

 

De todo ello gozan las personas que nos visitan y entre ellos los cada vez más abundantes peregrinos que escogen hacer el Camino de Santiago de la Costa. Quienes entran por Cuerres, se van a encontrar con una de las más bellas estampas de Ribadesella: los acantilados de Tomason, Infierno o Arra, con unas espectaculares panorámicas que acompañan al peregrino y le dan fuerza para continuar por ese sencillo y agradable tramo. Una vez se acercan a la capital del concejo, acceden por el primitivo barrio de los Pescadores, el Portiellu, y, pasando la arteria principal del casco antiguo, se encuentran con la Iglesia de Santa María Magdalena, que les sorprenderá por sus impresionantes pinturas de los Hnos. Uría Aza. Desde allí, pueden continuar por el antiguo camino que cruzaba el río por la Rambla de la Barca, en el Paseo de la Grúa, visitando antes la pequeña y escondida Capilla de Santa Ana, y si todavía hay fuerzas, para todo el que viene a Ribadesella es inexcusable la visita a la Capilla de la Virgen de Guía, en lo alto del monte que corona el final del paseo.  


La opción actual para proseguir el Camino es cruzar el puente sobre el Sella y acceder al barrio de la playa. El trayecto prosigue por la calle paralela al Paseo de la playa, pero es recomendable, y así hacen muchos peregrinos, seguir el Paseo de la Playa de Santa Marina y al final continuar por el interior atravesando los bellos pueblos de San Pedro y Abéu (desde donde puede acceder al Albergue de Peregrinos de San Esteban, quien así lo desee) hasta desembocar en Vega, cuyo acceso es espectacularmente hermoso. Una vez aquí, siguiendo la hermosa y salvaje playa de Vega, se van despidiendo del concejo hasta llegar a la vecina Caravia.
Con toda seguridad, Ribadesella imprime en el corazón de quien nos visita una imperiosa necesidad de regresar. Aquí estaremos preparados para volver a recibirlos. Buen Camino.

ribadesella en el camino de santiago

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse