El Fielato | REDACCIÓN

Un estudio del SERIDA y la Universidad de Oviedo concluye que cuidar el medio ambiente mejora las plantaciones de manzana

  • La Consejería de Desarrollo Rural subvencionara a los agricultores que favorezcan el cuidado de insectos y aves, claves para mejorar la calidad de la manzana
La consejera de Desarrollo Rural asistió a la Jornada

El cultivo de manzana de sidra, aliado con el medio ambiente, rentabiliza y mejora las cosechas

Impulsar y favorecer la producción de manzana de sidra, mejorando la cantidad y la calidad del fruto mediante la aplicación de técnicas sencillas y vinculadas al respeto por el medio ambiente, favoreciendo una producción sostenible, respetuosa y rentable que asegure la permanencia de producción de sidra con Denominación de origen asturiana. Esta sería la síntesis principal de la Jornada celebrada la pasada semana  que, bajo el título “Importancia de la biodiversidad en el cultivo del manzano de sidra”, tuvo lugar en Oviedo el pasado 13 de diciembre. Una Jornada de divulgación abierta a través de la cual se dieron a conocer los resultados obtenidos tas cinco años de estudio e investigación conjunta por parte del SERIDA y la Universidad de Oviedo.


El programa incluyó  ponencias a cargo de investigadores del SERIDA y de SEO Bird Life con el fin de exponer las conclusiones sacadas de esta investigación, con particular incidencia en el hecho de que respetar a los pequeños insectos –que actúan como polinizadores– y a las aves – que actúan como controladores de plagas– beneficia y mejora las producciones, haciéndolas no sólo más rentables sino también sostenibles.
El encuentro también contó con el desarrollo de una mesa redonda titulada “El manzano de sidra ¿motor de desarrollo agroalimentario y conservación medioambiental?” en la que participaron expertos de las direcciones generales de Desarrollo Rural y Agroalimentación, Montes e Infraestructuras Agrarias y Biodiversidad, así como de Campoastur y SEO/Bird Life.


La consejera de Desarrollo Rural, María Jesús Álvarez, que ejerció de presentadora de la jornada junto con el vicerrector de Investigación de la Universidad de Oviedo, José Ramón Obeso, destacó en Oviedo la importancia de investigar apostando por el medio ambiente y la mejora de la producción a partes iguales. En ese sentido, Álvarez afirmó que, desde la Consejería, ya se está trabajando en una nueva línea agroambiental, dentro del programa de Desarrollo Rural, enfocada a  que los agricultores de manzana que lleven a cabo determinadas prácticas que favorezcan el cuidado de los pequeños insectos y de las aves reciban ayudas económicas de hasta 700 euros. La consejera expresó su deseo de que en Asturias el sector de la producción de manzana crezca y se profesionalice, integrando su producción para sostener así la producción de sidra con Denominación de Origen asturiana: “El estudio realizado por el SERIDA y la Universidad muestra cuáles son los resultados en la producción, en la evolución del fruto y en su calidad, y qué consecuencias económicas se pueden derivar de todo esto. Lo que tenemos muy claro es que queremos impulsar y sostener un sector productor de manzana de sidra que sea rentable”.

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Desarrollo Rural invertirá 130.000 euros en el Parque Natural de Ponga hasta final de año