LLANERA | GANADERIA

La primera subasta de ganado de Llanera fue todo un éxito

  • Una conocida marca de Supermercados se pagó 18.000 euros por una pareja de bueyes

El Fielato y El Nora, 12 Agosto 2018

Subasta Llanera Una de las reses de la raza frisona durante la subasta en el recinto ferial.

Subasta de ganado en Llanera

 

El recinto ferial de Llanera emuló a la casa de subastas Christie´s durante la tarde noche del sábado. En un en torno más natural: al aire libre y sobre una moqueta verde, se celebró la primera subasta de ganado élite de Llanera, que cotizó al alza. De los 25 lotes previstos se vendieron 21, lo que se traduce en un movimieento de 83.000 euros. El 40% de las reses eran de ganaderías de Llanera lo que supuso un logro y a la vez esfuerzo para los ganadores locales.

La subasta fue emocionante desde la primera puja. Cada pujador tenía claro con que animal quería volver a casa. El ritmo fue rápido, especialmente cuando se trataba de alguna de las reses más codiciadas. Hubo pujas que llegaron a través del teléfono móvil.

La puja establecida era de 50 euros en 50 euros y el maestro de ceremonias fue Ángel Fernández, que contó con la ayuda de dos expertos, el genetista gallego, Avelino Souto, y el director del concurso, Eliseo López, que detallaron el pedigrí de cada animal.

El alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, y Begoña Santos, responsable de Alimerka, con la pareja de bueyes.

La pareja de bueyes de la ganadería de Germán Albuerne, de Gozón, abrió la subasta animando la tarde noche en el ferial. De los 5.000 euros del precio de salida se llegó a los 18.000 euros, precio que pagó Alimerka. Begoña Santos, responsable de compras de la empresa asturiana, fue la encargada de pujar por este pareja de animales: «son una pareja estrella, da gusta pujar cuando el género es tan sumamente bueno». La cadena pondrá al a venta su carne en unas semanas, tras el proceso de maduración. La intención es que «se repartan por diversos puntos de la geografía asturiana», aseguró.

Los ganaderos sabían lo que querían incorporar a su explotaciones y no dudaron en pujar, incluso ofreciendo importantes cifras de dinero por los ejemplares que codiciaban. Este fue el caso del joven el lucense Carlos Díaz, de la ganadería Fidalgo, que se llevó una vaca Frisona por 8.000 euros y otro por casi 4.000 euros.

La mayoría de las reses se quedan en el Principado, pero hubo ejemplares que se van a Lugo y también a León.

El alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, resume el desarrollo de la subasta con dos palabras «éxito rotundo», en cuanto a expectación y participación de los ganadores, a quienes no importó que la subasta fuese de tarde-noche. La organización apostó por esta subasta y acertó, ya que aporta un plus al Concurso de Ganado de Llanera. Los propios ganaderos se mostraban muy contentos con el desarrollo de la misma y esperan que la del sábado sea la primera de muchas en el concejo. 

La anécdota y el susto de la subasta la puso la res Pastora, un ejemplar que al subirse a la pasarela se puso nerviosa y comenzó  a hacer movimientos muy bruscos, consiguiendo soltarse de la persona que la conducía, y llegó a embestir las vallas de protección que delimitaban la zona. Por suerte, todo quedó en un susto. 

 

 

El experto Avelino Souto comentando las peculiaridades de las reses.

El ganadero lucense, Carlos Díaz, da sus datos tras comprar una de las reses,

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Palombu alcanzó los 2.600 euros en la subasta de Aseamo celebrada en Cangas de Onís

Llanera estrena subasta de animales en el marco del Concurso-Exposición de Ganado

Las mejores ganaderías y los productos ecológicos, protagonistas en Llanera