LLANERA | PRUVIA

Llanera quiere ser tierra de arbeyos

  • Las I Jornadas Gastronómicas de los Arbeyos serán en mayo o junio.

El Fielato y El Nora, 09 Enero 2015

Santiago Pérez muestra plantones del arbeyu autóctono. Santiago Pérez muestra plantones del arbeyu autóctono.

El agricultor  Santiago Pérez ultima la plantación de los arbeyos de Pruvia, un producto autóctono para el que pretende una marca de calidad. Sus cualidades: dulce y claro, le llevan a pensar, después de toda una vida dedicado al campo, que puede ser una de las señas de identidad, ya no solo de Pruvia, sino también de Llanera. «Podemos conseguir que sea tan conocido e identificado como les Fabes de Argüelles», señala. 

Pérez, solicitó en el mes de septiembre al Ministerio de Agricultura el registro de variedades comerciales del arbeyu de Pruvia. Este año se plantea como reto organizar, junto a la Asociación de Vecinos de Pruvia, unas jornadas gastronómicas que den a conocer el producto. «No sabemos la producción que vamos a tener, por eso queremos empezar por lo más cercano», señala. En función del resultado irá ampliando el ámbito de las Jornadas a Llanera, tiene en mente hablar con la Junta de Hostelería Local.

La fecha que baraja es la segunda quincena de mayo o la primera de junio. «Es temprano para adelantar la fecha». Pérez es prudente y quiere ir poco a poco.

«Desde la Consejería me preguntaron qué variedad ecológica podría tener para solicitar un registro»; Santiago lo tenía muy claro, «el arbeyu». En sus muchos años de trabajo en el campo siempre cultivó este producto, pero en 2008 «hice un ensayo con una selección de variedades y la que mejor resultó fue esta».

En 2014 se dedicó a la producción de semillas para poder distribuir a la que gente que quiera plantar, pensando que pueda ser una alternativa para los «que tienen tierra y están sin trabajo», afirma. Y da un paso más, «también puede ayudar a restar las cifras del paro. El problema que tenemos en la agricultura es que no hay gente joven en el campo, la población de agricultores está envejeciendo, sólo quedamos los jubilados», señala. Considera que para que venga la gente joven al campo «hay que proponerles algo atractivo» y el arbeyu autóctono puede ser una alternativa.

Los arbeyos se plantan entre noviembre y enero; y se cosechan en mayo. Se trata de una planta que no necesita grandes cuidados. Su precio en vaina es de 5 euros el kilo, que una vez esbillados quedan en 300 gramos. 

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse