LLANERA | Cultura

Pedro Pangua vuelve a formar parte del profesorado de la Escuela de Música de Llanera

  • La especialidad de gaita y percusión tradicional vuelve a formar parte de la oferta de la Escuela.
  • La Escuela Música de Llanera fue la primera en abrir las puertas a la música tradicional.
  • La relación de Pangea con el concejo ya se remonta a la década de los 70, donde nació la Banda Fonte Fuécara.
Pedro Pangua en clase Pedro Pangua junto a su alumno Iker Fernández Cuervo.

Pedro Pangua regresa a casa

 

«Estoy muy contento de regresar a casa», asegura el profesor de gaita y percusión tradicional y músico, Pedro Pangua, todo un referente en la región. En enero se reincorporó al profesorado de la Escuela Municipal de Música (en la que formó parte del claustro durante 22 años) tras dos años sin ofertar esta especialidad.

Durante dos días a la semana (lunes y martes) Pangua imparte sus clases en Llanera. En estos dos meses, además de con sus compañeros, se ha reencontrado con antiguos alumnos, aunque también los hay nuevos, «tengo un poco de todo», señala el profesor, que no sólo centra la formación de sus estudiantes en aprender a tocar el instrumento como tal, sino que considera vital complementar su aprendizaje con el repertorio y el acercamiento al folclore.

Llanera abrió las puertas a la música tradicional incorporándola dentro de su programación formativa. Pangua, que fue director de la Escuela de Llanera, recuerda que «fue la primera de la región» en incluir la música tradicional como especialidad reglada.

En sus mejores años, el centro municipal llegó a contar con 50 alumnos en esta especialidad, de donde salieron importantes músicos que ganaron el prestigioso trofeo Macallan, además de otros premios de reconocido prestigio.

Con la recuperación de la asignatura, Pangua espera que el alumnado vaya aumentando, «porque en Llanera siempre hubo mucho interés por la música tradicional». Además, confía en que al incorporarla en la oferta anual «la gente tendrá posibilidad de inscribirse desde el principio del curso. No tiene ningún sentido empezar más tarde», señaló.

La Escuela de Llanera es un referente musical, además de ser la segunda escuela más grande de Asturias, después de la de Oviedo. Llegó a tener 450 alumnos, «un número muy importante», dice Pangua, que confía en «poder terminar aquí mi carrera profesional».

La relación del músico con Llanera se remonta a finales de la década de los 70, cuando «la asociación de vecinos de Pruvia contactó conmigo para impartir baile tradicional en les escueles», recuerda. Por aquel entonces Pangua era miembro del grupo de baile Los Urogallos, de Oviedo. Precisamente el baile llevó al colectivo a profundizar en la música tradicional, fundándose la Banda de Gaites Fonte Fuécara, de la que Pangua fue director musical desde el año 1979 hasta el 2000.

Para Pangua «la banda es una de las riquezas que tiene el concejo, junto con la Coral» y más ahora, que Fonte Fuécara, además de celebrar sus cuatro décadas de vida, fue reconocida con un AMAS a la mejor banda de gaitas.

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Premio AMAS para Fonte Fuécara