SIERO | GÜEVOS PINTOS

Güevos pasaos por agua en La Pola

  • Un tormentón de granizo obligó a suspender el desfile folclórico previsto para la tarde del martes

El Fielato y El Nora, 23 Abril 2019

bandición-gúevos-pola-siero Bendición de los Güevos Pintos.

Güevos Pintos en La Pola

 

Faltaban unos segundos para las 12 del mediodía cuando el párroco de San Pedro Apóstol, de Pola de Siero, Juan Manuel Hevia, procedió a cumplir, como manda la tradición, con la bendición de los Güevos Pintos en asturianu. Hevia fue claro y directo al referirse a temas de actualidad como los comicios electorales (abogando por el entendimiento), condenó los ataques a la iglesia o lamentó el despoblamiento en la zona rural.

guevos-braile
Güevos pensados para los invidentes, gran idea.

La doble cita electoral: el domingo 28 de abril y el 26 de mayo  fue una de las primeras alusiones. «Tamos n´una semana complicada, enllena de mensaxes y anuncios, y esti cura nun sabe bien lo que dicir güei, por por pocu que unu fale, ca un va quedáse con dos coses y dempués va acabar diciendo que´l cura na bendición de los güevos pintos dixo esto a favor de unos o en contra d´otros…o calló nun sé qué cosadiella», aseguró delante del mayor número de candidatos electorales y cargos políticos, muchos de los cuales acudían por primera vez a la celebración y todos –a excepción del socialista, Adrián Barbón, que siguió la bendición como un vecino más– en sitio reservado dentro de la Plaza del Ayuntamiento para uno de los momentos más especiales de la celebración.

Güevos-pola-siero
Obras de arte ovaladas.

El despoblamiento del mundo rural también fue objeto de sus palabras: «A naide escápase-y el despoblamientu del mundo rural al qu´hai que saber facer frente con midíes concretes y xustes, la precariedá llaboral, los populismos de tou signu que s´aprovechen de la insatisfaición xeneral, el reináu del pensamiento únicu, la contaminación, los recortes, la corrupción…la mala baba d´aquellos que son incapaces d´almitir al so llau al distintu, ya sía por raza, sexu, pensamiento o relixón».

Hevia también fue directo al condenar los ataques contra la iglesia que, como todo en la vida, no se puede generalizar. «Nun quiero acabar ensin glayar fuerte y claro, a ver si queda claro de una vegada, porque tengo munches ganes de dicílo equí güei», dijo. Y, arreglón seguido, puso dos ejemplos: «¿Verdá que los políticos nun son toos unos corruptos?, ¿verdá que los maestros nun son toos unos dictadores?...entós , tampoco tolos cures somos unos peseteros, y menos entá tampoco tolos cures somos unos pederastes».

güevos-pintos
Recaudando para irse de viaje de estudios.

Además, el párroco de La Pola rechazó cualquier tipo de abuso: «quede claro que esti cura diz NON a tou abusu, d´unos sobro otros, a tou abuso sía del tipu que sía, ente homes y muyeres, ente homes y neños, ente chavales…NON ye NON pa to…¿oyístilo?».

En la parte final de la bendición Hevia quiso tener unas palabras de aliento para el entrenador del club el Romanón, Daniel Suárez, al que le dedicó la bendición -momento en el que una ovación de aplausos le interrumpió su discurso- «vaya también por él agora Agora que ya-y llegó´l tratamiento que precisaba y que güei a les tres de la tardi lléguelu´l ciñu de toos dende la Plaza de Les Campes».

guevos-notre-dame
Bárbara Méndez plasmó Notre Dame en uno de sus güevos.

La entrega de los premios a los artistas más pequeños, el nombramiento de socio de honor de Festejos, de Pola de Siero, al médico Alexey Potemkin y los bailes del Ventolín dieron paso a la espicha del tonel de sidra, con degustación gratuita para todos los asistentes, y con brindis entre las autoridades presentes.

Desde las nueve de la mañana la treintena de artesanos colocaban  sus obras de arte en sus expositores. Pili García Sandianes, quien con 10 años ya participa en esta preciosa tradición, presentó dos novedades: unos originales mineros y los primeros dedades de Güevos Pintos.


Pili García Sandianes rindió su particular homenaje a la mineria con estos originales mineros.
«La mina se nos acaba y que mejor reconocimiento en esta fiesta que dedicarles unos güevos pintos». Los cascos de minero, modelados con una masa especial  (Jumping Clay), completaron este más que merecido homenaje.
Si los mineros gustaron, los dedales se le fueron de las manos. Sandianes realizó dos docenas con huevos de codorniz que coronaba un dedal de metal que también revistió con Jumping Clay. La afición por coleccionar este tipo de objetos le animó a realizarlo. Y acertó.

Güevos-pintos-foro-cepi
Cepi (PSOE) entre Moriyon y Martíenz Llosa, de Foro, buen rollo, como ha habido durante toda la legislatura.

La polesa María Cimadevilla incorporó a sus Asturianinos y la pintora Frida la simpática Mary Poppins- con un acertado paraguas para la celebración de este año-. Por su parte, la pintora Mariana Fano, especializada en la reproducción de cuadros en Güevos, este año sumó a su ovalada pinacoteca el dedicado al popular cuadro de Jan Van Eyck, “El matrimonio Arnolfini”.

El homenaje a Notre Dame  lo puso Bárbara Méndez. «Me lo propusieron en casa y como me quedaba un huevo sin pintar, me decidí a hacerlo», explicó. También en el aspecto más sentimental, especialmente para los sportinguistas, los hermanos Verónica e Iván García se animaron a realizar su particular homenaje a Quini. «Nos lo encargó una persona y nos pareció muy buena idea, así que hicimos alguno más», señaló Verónica.

PINCHA AQUÍ PARA VER UNA FOTOGALERÍA

Otra de las novedades de la fiesta la aportó la artesana sierense Marisa Alonso, quien ideó unos güevos en el que la dedicatoria estaba realizada con texto en braille (el sistema de lectura táctil para los invidentes). «No se si está bien o mal el texto», señaló la sierense que pintó varios tipos de huevos «para intentar que la gente ciega pueda disfrutar de esta tradición».  Su intención es seguir con esta idea y que alguna persona invidente le ayude.


El Güevo de Mary Poppins fue una de las novedades de esta edición.

El color a la celebración no sólo lo aportó los originales Güevos Pintos, sino también los vecinos vestidos con el traje regional. Indumentaria de diferentes épocas y zonas de la geografía se pudieron ver por las calles de la villa polesa. El traje de llanisca, una vez más, se volvió a convertir en el preferido de las romeras.


Mariana Fano preparando su puesto para el gran dia de Martes de Pascua.
Por la tarde, los espesos y grises nubarrones, que oscurecieron el cielo casi en negro, dieron paso a la fuerte tormenta (con granizada en pleno mes de abril) que obligó a suspender el desfile folclórico en el que estaba previsto que participasen los Sidros de Valdesoto; los grupos folclóricos El Ventolín, de la Pola; El Piñote, de Argüelles, y La Sidrina, Principado y Cuélebre, de Lugones, y las bandas de gaitas Xirinda-Belenos y Conceyu de Siero y les carroces “La torre la Reina les Fiestes” y Llavaeru tradicional.

Una tradición muy colorista para el Martes de Pascua en La Pola.

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Cepi, el alcalde con más Güevos