SIERO | LA POLA

La Plaza Cubierta de Pola de Siero acoge la IV Feria de Miniaturas para Casas de Muñecas

  • Las casas de muñecas se modernizan
  • El estilo moderno va incorporándose a una afición muy marcada por la época clásica, con el estilo victoriano.

El Fielato y El Nora, 04 May 2019

La casa moderna El artesano Ángel Repitos con su moderna casa.

Un mundo a escala 1,12

 

«Todo el mundo se quiere hacer pequeño para poder tener una casa como esta», aseguró, entre risas, Ángel Repiso, artesano madrileño que aportó el estilo modernista en la Feria de Miniaturas para Casas de Muñecas que, hasta mañana domingo, se celebra en la Plaza Cubierta de La Pola.

Su propuesta de hogar, una preciosa casa de tres plantas más un ático, a escala 1,12, lista para entrar a vivir, llamó la atención entre los compañeros y los muchos visitantes. En la planta baja está la entrada y la cocina; en el primer piso, el comedor y el salón; en la segunda planta, la habitación con el baño incorporado y en el ático el gimnasio y una sauna. Una pequeña casa con todo lujo de detalles y en la que poder perder muchos minutos contemplando cada objeto.

Primer plano de la habitación de la casa moderna.

«Todo está hecho por mi. Las casas más modernas se comienzan a ver pero van incorporándose más despacio, por lo cual si necesitas algo te lo tienes que hacer». Los primeros pasos en este hobby (al que dedica su tiempo libre) los dio en el estilo clásico, aunque reconoce que «lo que realmente me gusta hacer son estas casas. Trato de ser diferente y la gente lo agradece».

No le falta detalle a la cocina de la casa minimalista.

Objetos tan comunes como un móvil, el ipad, las griferías modernas en la cocina o en los baños, los platos que están sobre la mesa del comedor, las botellas de refresco o incluso los propios muebles que decoran la casa son protagonistas en esta casa minimalista.

Las hermanas María y Pilar Manero en su stand.

Esta es la primera vez que Ángel Repiso participa en la feria. No como las hermanas María y Pilar Manero (de Ribadesella y de Oviedo, respectivamente) que han acudido a esta cita desde su primera edición. «Comenzamos con el tema navideño» señaló María. En este tiempo han ido incorporando también las asturianía con los alimentos, especializándose en los quesos: «poco a poco vamos avanzando». 

Uno de los bodegones con los diminutos quesos asturianos.

En el expositor de estas dos hermanas se pudieron ver una amplia variedad de los quesos asturianos «que realizamos con fimo (una masa especial que se necesita hornear)». Incluso confeccionan diferentes bodegones, con todo lujo de detalles, incluida la textura, dando a conocer el paraíso de quesos de la región. «Los quesos llaman más la atención fuera de Asturias, pero en general gustan mucho», aseguró María, que reconoce que «la clave de este mundo es reproducir la realidad, coger lo grande y hacerlo pequeño».

Los artesanos ayudan a realizar casas personalizadas con los objetos que elaboran.

La portuguesa Carla Oliveira (de Braga) también es la primera vez que se anima a participar en la feria sierense que conoció por las redes sociales. Todo lo que se puede ver en su expositor «esta hecho a mano», aseguró. Tocadiscos, menaje del hogar, un tiovivo o incluso una bombona de butano que moldea con sus manos.

Oliveira es una de las participantes internacionales. Del vecino país comparte feria con otras tres compatriotas amantes del mundo a escala 1,12. Además también hay representación de Italia y de Alemania y, por primera vez, de Cataluña «comunidad que nunca habíamos tenido», explicó la artesana Chuqui Cueto, portavoz de la Asociación Asturias de Miniaturas (ASAMI) organizadora de la feria junto al Ayuntamiento de Siero.

Los artesanos cada vez se especializan más.

Cueto considera que, después de cuatro años, la feria está más que consolidada, convirtiéndose en un punto de referencia a nivel nacional. «Es una de las pocas ferias que quedan», explicó, mientras reconoció que cada vez acuden artesanos más especializados y de más nivel: «si los primeros años eran más bien artesanos por hobby ahora son profesionales».

El mundo de las minuaturas reproduce la realidad a escalla 1,12.

En esta edición participan 52 artesanos que reflejan el movimiento que está experimentando esta afición «por la gran variedad de artículos», apuntó Cueto. 

Las casas victorianas son todo un clásico al que se van incorporando las tendencias más modernas. La gente va evolucionando representando escenas o especializándose en diferentes artículos.

Las bombonas de butano, fieles a la realidad.

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Los sidros, un pasado con mucho futuro