FITUR Asturias 2018 | RIBADESELLA

Ribadesella va a Fitur 2018 en busca de turistas para adoptar

  • Ribadesella será otra vez uno de los municipios estrella en FITUR

El Fielato y El Nora, 13 Enero 2018

Ribadesella se traduce hoy en día en Turismo de Calidad

 

Ribadesella es una de las playas de los Picos de Europa. Un concejo eminentemente marinero, que mira al Cantábrico y también a la montaña. La apuesta turística de Ribadesella en los últimos años se traduce hoy en un destino turístico de calidad, para los visitantes de todas las edades.

La villa riosellana es la referencia del municipio que atraviesa el Camino de Santiago. El casco antiguo, los paseos Princesa Letizia, de los Vencedores de Sella y el de la Grúa conforman el área urbana de Ribadesella y cruzando la ría están la Playa de Santa Marina y su paseo, una postal de la arquitectura indiana.

 

La campaña "se adoptan turistas"

 

El Ayuntamiento de Ribadesella tiene en marcha una campaña denominada “se adoptan Turistas” encaminada a que los visitantes se sientan bien recibidos en el concejo, campaña en la que colaboran los establecimientos turísticos codo con codo con el Consistorio.

La iniciativa riosellana está encaminada a atraer a los turistas en origen, por eso se ha diseñado pensando en los visitantes que vienen a Ribadesella desde: Madrid, Cataluña y la Comunidad Valenciana. Visitar Ribadesella significará, además, contar con la “chapa de turista oficial”.

 

Las huellas del pasado: La cueva de Tito Bustillo

 

La Cueva de Tito Bustillo, descubiertas en abril de 1968, es uno de los yacimientos más completos de toda la Cornisa Cantábrica. La cueva alberga doce conjuntos de arte rupestre, pinturas y grabados de signos, animales y representaciones antropomorfas, hacen sea considerada uno de los mejores ejemplos de arte rupestre paleolítico de Asturias y de Europa.

Las huellas de los dinosaurios son otro de los vestigios que se conservan en los acantilados de Ribadesella, en la Punta’l Pozu.

 

Mucho para ver y disfrutar en Ribadesella: playa y montaña

 

Ribadesella tiene mucho que ofrecer. Sus playas son exponente de las playas del Cantábrico: Santa Marina, La Atalaya, Vega, la playa de Cuerres y el pedral de Arra descubren a quien no las conoce el encanto de la intrincada costa Cantábrica. Son también visita obligada dos rincones como Tereñes y Abéu.

ribadesella-vacas-pastando-naturaleza

Y desde la playa la montaña nos plantamos en dos pasos, por eso las rutas a cotas como El Mofrechu (897 metros), la Peña Pagadín (419 m.), La Peruyalina (493 m.), Gobia (539 m.) y la Cruz de Llames (554 m.) ofrecen al turista la posibilidad de perderse en la naturaleza y disfrutar de las espectaculares vistas de toda la costa del Oriente de Asturias.

Otra de las visitas ineludibles en Ribadesella es la aldea de Cueves, a la que se accede por una espetacular gruta natural, que atraviesa la carretera.

 

Gastronomía con estrella con el cocinero Jaime Uz

 

La gastronomía es, sin duda, uno de los grandes reclamos de Ribadesella. La cocina marinera, con pescados que llevan el sello de calidad de la Lonja riosellana, instalación que también permite la visita de los turistas, para que descubran la dura vida de los pescadores artesanos.

La oferta gastronómica es extensa, con establecimientos de cocina tradicional, pero también con establecimientos que apuestan por el producto y por la innovación en su carta, no en vano, en el caso antiguo de Ribadesella está El Arbidel, del cocinero Jaime Uz, que ostenta una Estrella Michelín.

 

Ribadesella, un municipio cargado de cultura

 

Ribadesella es cuna de pintores de reconocido prestigio, Darío Regollos o los hermanos Uría Aza son solo una pequeña muestra de la calidad artística que atesora el municipio. En iglesia parroquial de Santa María Magdalena se pueden ver la bóveda y los frisos que pintaron los hermanos Uría Aza, abiertos al público que quiera disfrutar de unas obras en las que destacan la belleza y la técnica de estas obras de arte contemporáneo que comenzaron a pintarse en la Segunda República y se concluían tras la Guerra Civil.

A lo largo y ancho del concejo pueden visitarse tanto edificios religiosos como civiles con enorme encanto como el Palacio de Sierramayor (s.XVI) en Sebreñu; Casa del Barréu, en Sardéu; la Torre de Ruíz de Junco, en Xuncu; la iglesia de San Salvador, en Moru; el Palacio de Galmés, en Linares; el Palacio de la Piconera, en Sardalla; Palacio del Retiro, la ermita de San Julián y la neoherreriana Capilla del Cementerio, en Meluerda….. son solo algunos ejemplos de lo mucho que hay para ver en Ribadesella.

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Ribadesella adopta turistas