opinion | BORJA

Autónomos: maldito régimen

  • El Estado Trincón, de esa manera, trinca más al prubín que a los grandullones

Borja , 02 Septiembre 2017

Etiquetas : Borja
Borja marquez Borja Márquez.

El régimen de los Autónomos

Lo primero que tiene que tener en cuenta cualquier autónomo es que el Estado es su mayor enemigo. Un encofrador, carpintero, electricista, chapista, o lo que sea, es un sujeto a inspeccionar. Lógicamente, ese Estado tan dañino para los pequeños autónomos, a las empresonas como FCC, SACYR, DRAGADOS, AENA, ENDESA y un extenso etc., las inspecciona menos o nada.

Pagan lo que les viene en gana, y esas empresas agrupadas en el tan escuchado y leído IBEX 35, birlan a ese Estado enemigo de los autónomos lo que les da la gana y dejan de ingresar por impuestos unos 90.000 millones de euros  (15.000 billones de pesetas) con los que no habría ningún recorte en Sanidad, Educación y tantas cosas más.

Pero esas empresonas están gobernadas por ex ministros y sujetos variopintos. Jetas, para que nos entendamos. Sihomesí, son estos singulares tipos a los que se denominan los de las “Puertas Giratorias”.

Y qué les están haciendo a los probinos autónomos, que se las ven y se las desean para pagar la cuota de 267 euros al mes, más unas declaraciones trimestrales de tantosmil euros.  Justo los que te da cuenta y disgusto el gestor, que dicho sea de paso te casca otros 100 o 150 euracos del alma al mes por llevar los papelotes. Y encima, si se equivoca el gestor (señor autónomo no escoja gestores a precio de saldo) paga el pobre autónomo que abona lo que le dice el subsodicho.

Pues ahora como a las empresonas no se las inspecciona y se les dan millones de euros en subvenciones, van al prubín autónomo y lo crujen.
Normalmente los autónomos trabajan en gremios diferentes. Unos albañiles, otros electricistas, carpinteros, reteyadores, colocadores de parquet, pladur y muebles y un largo etc. Como es normal, entre ellos se llaman para hacer cada oficial su trabajo y cada uno factura (los que facturan) al señor que les manda hacer una obra. Pongamos que un señor les pide que hagan una casa y queda encantado con los albañiles, pintores y demás. Un amigo ve la obra y llama a los mismos, cada uno por su lado. Y estos mismos se ven en otras obras y todos se conocen y se saludan cuando coinciden.

Pero no, el Estado Trincón y opresor de los pequeños autónomos, les obliga a asociarse en una S.C. (Sociedad Civil), con lo cual dejan de ser autónomos y pagar cada uno por lo suyo. Pues no, ahora los diferentes inspectores los obligan a funcionar así, para que sumados todas las facturas de hacer la casa, pues que coticen por la suma. Para que me entiendan: si el carpintero pasó una factura de 12.000 euros, el albañil otra de 20.000, el electricista 5.000... pues ahora la obligada S.C., paga impuestos por 37.000 euros (total de la facturación del carpintero, albañil y electricista), con lo cual, probablemente pagará 322 euros de cuota mensual de autónomo y el doble o más de lo que pagaba cada uno por su lado a Hacienda.

El Estado Trincón, de esa manera, trinca más al prubín que a los grandullones para los que trabajan lo autónomos, y que nadie los vigila.

Vivir para ver, a la manada de golfos que mandan y que esos albañiles, carpinteros y demás suelen decir que votar para qué, porque los políticos son todos iguales.  Parecidos, pero si entran unos nuevos, probablemente las cosas pueden cambiar.
Pero con el dicho de “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”, los mandantes-mangantes a sueldos de oro, seguirán persiguiendo a los probinos autónomos. Que si coinciden en diferentes obras les obligan a hacer una Sociedad para que paguen mucho más.  Así nos va.

borja@elfielato.es

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

El trenecito a Los Lagos