opinion | JAVIER PERUYERA

La terraza de El Campanu

terraza-el-campanu-puente-romano Foto subida en el muro de Facebook de Cangues Puede.

El Puente Romano

Andan los ánimos soliviantados en las redes sociales por la terraza que ha instalado la Sidrería El Campanu en el jardincillo que hay junto al Puente Romano, en Cangas de Onís.

La “voz de alarma” la daban los de Cangues Puede –puede que hasta alguno de ellos sea de Cangues–, que se han convertido en los  guardianes del Paraíso. A mi, la verdad, no me estorban las mesas que han puesto allí y lo que me llama la atención es que ahora se compare con Central Park lo que toda la vida fue un mexaderu y un cagaderu, yo lo conozco desde que soy rapaz, porque crucé por el Puentón durante años caminu del Polvorín, donde mi padre atendía unes vaques.

Así es esti Cangues, un pueblu de envidies como otros tantos, que no mejora con los que vienen de fuera en plan salvapatrias, que me da no han reparado que al otru lau del riu lleva una terraza más de 40 años hasta con mesas a techu, en los arcos del Puente Romano.

Si la terraza de El Campanu es ilegal, que la quiten, pero si cumple con la norma pues habrá que dejarla, porque, en esto estarán de acuerdo conmigo, lo mismo que hacen los del Campanu lo haría cualquier hostelero local en la misma situación.

Javier Peruyera

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse