opinion | MARIJE AMIEVA

¿Qué esperabais?

  • La única manera de que cesen las conspiraciones en Oviedo es descabezar a la FSA. No deberían quedar ni las plantas.
marije-amieva-periodista-fielato-opinion

Primarias del PSOE

Las bases del PSOE se pronunciaron el pasado domingo con contundencia, haciendo honor a 138 años de historia. La Gestora había dividido al PSOE. Susana Diaz representaba a quienes propiciaron el nacimiento de Podemos. ¿Alguien en su sano juicio pensaba que es la persona adecuada para recuperar los votantes que Podemos les ha merendado? Destituyeron un secretario general; cesaron portavoces; expulsaron militantes; probablemente introdujeron un tercer candidato para restar votos a Pedro Sánchez, porque nadie con dos dedos de frente podría pensar que Patxi López tenía la más mínima oportunidad. Por tanto, no hay que ser un lumbreras para entender que su motivación no era la victoria, sino favorecer una candidatura en concreto; pasearon lo peor del partido de mitin en mitin y consiguieron menos votos que avales, lo cuál evidencia que muchos militantes avalaron en contra de sus propias convicciones. ¿Quién presionó y para qué? Con este panorama ... ¿qué esperabais?

Ayer el PSOE volvió a nacer. Pero no se lleven a engaño, lo más duro está por venir. Porque las Juventudes Socialistas y el aparato no van a permitir que se les aparte de la primera línea política y/o la mamandurria. Hoy se habla de unidad e integración. Yo me pregunto: ¿De qué integración estamos hablando? Meter un susanista en la Ejecutiva sería igual que contar con Tejero para un gobierno democrático. Cualquier persona que haya apoyado el cese de Pedro Sánchez en contra de la voluntad de la militancia -extremo que han constatado las primarias- está moral y éticamente deslegitimado para compartir responsabilidades con él. Los susanistas tienen todo el derecho del mundo a defender su posición, pero deberán recurrir a la misma valentía que tuvieron para derrocar al Secretario General y presentar una alternativa completamente ajena al sanchismo. Después, que las bases decidan. 

Confío en que Pedro Sánchez haya aprendido la lección. La FSA lleva maniobrando contra él desde el minuto uno. Cabe recordar que fue la persona que se llevó por delante a Madina, favorito de la FSA, y sacó de Asturias a María Luisa Carcedo y Adriana Lastra sin el beneplácito de Javier Fernández. Y eso en el PSOE, se paga. Desde ese momento, aunque los socialistas asturianos tuvieron que digerir a Adriana Lastra como cabeza de lista asturiana para las nacionales, los tres (Sánchez, Carcedo y Lastra) estaban en el punto de mira. La única manera de que cesen las conspiraciones en Oviedo es descabezar a la FSA. No deberían quedar ni las plantas.

Por otro lado, me preocupa que Pedro Sánchez prefiera recompensar a sus allegados en lugar de seleccionar un buen equipo y candidato. Porque si se hubiese rodeado de asesores capaces no habría llegado a ese punto de no retorno que supuso el “No” al PP, “No” a Podemos y “No” a terceras elecciones. 

Marije Amieva. Periodista

El inexistente currículum de Susana Díaz y Patxi López dio aire al sanchismo. Si el flamante Secretario General opta por la preponderancia del amiguismo en contra de la trayectoria profesional, ética y formativa de sus allegados, fracasará estrepitosamente. Doy por hecho que las dos enredaderas de la Comarca, que diría mi amigo Borja, Gimena Llamedo y Adriana Lastra, treparan hasta cuotas de poder insospechadas. Son daños colaterales. Estoy convencida de que el tiempo pondrá a cada uno en su sitio, como sucedió ayer.

Me pesa más la ilusión. Porque tal vez ahora el socialismo asturiano desempolve y saque brillo a esas personas con una valía y trayectoria profesional, ética y formativa a prueba de bomba. Es tiempo de los socialistas que combatieron con piedras los tanques de la corrupción, el servilismo, enchufismo y pleitesía. El PSOE de Siero se abre camino, impregnando el aire de honestidad y esperanza. “Los guajes”, que lucharon una y otra vez contra las agresiones e intromisiones del aparato, deben tener su sitio. Ha llegado la hora, la época del mudismo y la tristeza ha terminado. Los secuestradores del PSOE deben devolver las siglas y salir con las manos en alto. EL FIELATO, EL NORA y los pocos periodistas que nos hemos atrevido a contarles las andanzas de Javier Fernández y la FSA hemos vencido.  Como un día me dijo el propio Guillermo Martínez, “los buenos siempre ganan”.

 

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

El futuro del Hospital Grande Covián