opinion | MARIJE AMIEVA

Agustín “El maestro”

  • Es repugnante politizar y corromper un centro educativo

A lo largo de la última década he visto atropellos y zancadillas políticas de todo tipo. Pocas me han indignado tanto como la canallada de la que han sido víctimas el hasta ahora director del Instituto El Sueve de Arriondas, Agustín García Romero-Nieva; una profesora; la AMPA del centro; los alumnos y, por extensión, los parragueses en general.
Les pongo en antecedentes. El Jefe de Estudios, Jorge Martínez, renuncia a su cargo. Agustín García Romero-Nieva, director, propone a una maestra para ocupar la vacante. Cabe recordar que el responsable del centro tiene la potestad de elegir a su equipo directivo, al igual que la consejera de Educación, Ana González, dispone de libertad para designar sus cargos de confianza.
Bien, contesta el director general de Personal Docente, José Antonio Fernández, que la docente se encuentra en el centro en comisión de servicios y que la intención del Principado es no renovarle dicha comisión. Subrayan además la imposibilidad de nombrar Jefe de Estudios a personal temporal, excepto en situaciones extraordinarias.
La respuesta cae como un jarro de agua fría en la comunidad educativa parraguesa, en tanto en cuanto cercena las libertades del director del centro. Además, tanto el claustro como la AMPA habían manifestado su satisfacción con la designación puesto que entendían era la persona idónea para desempeñar dichas funciones, tanto por méritos como por implicación y capacidad.
Resulta que la profesora sí tiene plaza, pero en Madrid. Es decir, la Consejería se ha pasado por el arco del triunfo el derecho de Igualdad que recoge nuestra Constitución. ¿Les parece bonito discriminar a una docente por su procedencia? ¿Aceptaron traer a Asturias a una profesora con plaza en Madrid y ahora, cuando está integrada en Parres, entorpecen el desarrollo de sus funciones?
Es, a todas luces, una tropelía. Somos muchos los que intuimos que la “Cosa Nostra” de Oviedo tenía en mente un sustituto afín a “la familia”. Perdón, al partido. Mientras el conjunto de la oposición en Parres manifestó su apoyo al gestor del centro, el Gobierno local ha decidido hacer mutis por el foro. Ni una palabra al respecto. Nada.
En el Ayuntamiento de Parres son plenamente conscientes de que Agustín es el mejor director que ha pasado por Arriondas. Nunca antes la comunidad educativa había estado tan próxima a la sociedad parraguesa. Por la radio del instituto han desfilado personalidades locales del deporte, la comunicación, la cultura, el asociacionismo... El director nos ha tendido la mano a los parragueses y nos ha acercado al instituto.
Es repugnante politizar y corromper un centro educativo. Le ruego a mi alcalde, Emilio Longo, y al resto del Gobierno que antepongan los intereses de los vecinos, profesorado y alumnado ante los de su propio partido. Luchad por lo nuestro, por favor. También le pido al ex regidor, ahora diputado, Marcos Gutiérrez Escandón que alce la voz. Longo y Marcos tendrán muchos defectos, como todos nosotros, pero el sectarismo no es uno de ellos. Confío en su honradez, que la tienen, para frenar a la Consejería. Su silencio me decepcionaría. Y mucho.
Entretanto, lo único en firme -aunque espero sea reversible- es que Agustín García ha presentado su dimisión. La consejera la aceptó de inmediato. Eso sí, rechazó la del Jefe de Estudios saliente, quién deberá permanecer en el cargo a la fuerza. ¡De traca! A buen seguro que ya tenían en mente algún nombre al que designar con el dedo mágico para la dirección del instituto. In nominem Socialistrim, Juventudiis ed Spiritus Sancti. Amén.

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Los sueldos de los políticos parragueses y cangueses

Peruyalos y Selleros