opinion | MARIJE AMIEVA

Carnaval en Arriondas

No me canso de ver videos. ¡Que guapu estuvo el Carnaval de Arriondas 2016! Hosteleros y comerciantes sumaron fuerzas y el resultado, a juzgar por las imágenes, ha sido espectacular. Cabe destacar la participación del alcalde y sus concejales. Todos ellos se animaron a disfrazarse. Mi mas sincera enhorabuena a la Corporación parraguesa por predicar con el ejemplo. 

El caso es que visualizando grabaciones (eché de menos los videos de Florentino Cardín) me vinieron a la cabeza recuerdos de la infancia y adolescencia. Aquellos antroxos en los que José Antonio y José Luis se dejaban “la pasta” -nunca mejor dicho- para cortar la calle y regalar entradas a los disfrazados. Probablemente el secreto de aquellos míticos carnavales, con las calles de Arriondas llenas hasta la bandera, recaía en que estos sagaces hosteleros y empresarios eran del pueblu. No se si el asunto saldría muy rentable, entre las tasas municipales para cortar la calle, el cierre de la taquilla y el reparto de unos premios muy bien dotados. Pero lo que cada día tengo mas claro es que su prioridad era traer gente a la villa para consolidarla como destino del sábado noche. Ellos si eran empresarios. José Antonio y José Luis si sabían invertir en su local.

Volviendo al presente, se nota cuales son los bares que están en manos de parragueses nativos o de adopción. De esos paisanos a los que se les llena el alma tanto como la boca cuando pronuncian la palabra “Arriondas”. Digo “de adopción”, si, porque los hay que no nacieron aquí pero tanto les gusta pacer en estos lares que ya son uno mas. Ese entusiasmo contagioso que se respira en Arriondas (con epicentro en El Apeaderu, El Español, El Mirador y la asesoría Herrera y Asociados) seria impensable si todos estos negocios estuvieran controlados por empresarios procedentes de otros municipios, cuya única finalidad es hacer de Arriondas un negocio fácil y rápido. Eso fue lo que nos sucedió en el pasado. Llego un momento, cuando la movida nocturna empezó a decaer, en que solo había uno o dos pubs en manos de gente del pueblu. Así nos fue.

P.D.: Envío desde aquí millones de besos a Maruja Amieva, la mas longeva de las vendedoras de hortalizas en los mercados de Arriondas y Cangas de Onís. Hace unos días soplaba las 90 velas de una tarta que compartía con familiares y amigos. Ahí la tienen: 90 años, 2 muletas y mas afición a la huerta que una quinceañera. ¡¡Felicidades!!

Marije Amieva, Periodista

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Bautizos civiles