opinion | BORJA

Hormigones Horsella, no tan bella

  • Horsella tienen que apoquinar la no despreciable cantidad de 102.365 euros a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia
Borja marquez Borja Márquez.

Cártel del Hormigón

Resulta que la nueva dirección de Hormigones Horsella, a cuyo frente está otro Manuel, ­nada que ver con el anterior director general, que sigue viviendo en Arriondas­.

Con esta nueva gerencia y, en la mayor ausencia, trampeó y combayó los precios del hormigón para ganar más pasta, en lo que se denomina Cartel del hormigón Asturiano, donde también está metido mi amigo Pelayo Roces, pero éste en mucha menor medida.

Horsella tienen que apoquinar la no despreciable cantidad de 102.365 euros a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Un nombre que para decirlo tienes que tener buena paciencia. A Roces le toca más o menos la mitad que a la Horsella del ínclito “Manu”. De los Masaveu nada les comento, que esos son Medalla de Asturias por su ejemplar labor y porque el jefe vive en Suiza.

Pero volviendo a la parraguesa Horsella, que ya no es tan bella, no me puedo olvidar de su director gerente, “Manu” para los amigos, que es un mentiroso compulsivo y que me engañó como un chino, lengua a la que últimamente le dedico atención y estudio.
Conociendo al personaje “Manu”, no les arriendo la ganancia a los trabajadores de la citada empresa hormigonera. Seguro que al final acabarán pagando ellos la incompetente labor del nuevo gerente.

Los Caserinos y Santolaya

Ambas empresinas hacen las delicias de miles de personas a las que, como a mí, les gusta lo natural. Los Caserinos, no es que me preste, es que se de sobra su historia y alguna vez escribí sobre ellos, y lo mal que se lo hicieron pasar los de CLAS y el Principado.

caserinos-villaviciosa-yogurAcaban de sacar  un yogurt, que como le dije a Alberto, su director, me devolvió a mis 5 años. En mi casa siempre se hacía ese delicioso manjar en unos vasos de Duralex, que se ponían con la leche de nuestros tíos, los Marqueses de Ferrera, al lado de la cocina de carbón. Eso fue hace 58 años. Y ahora van estos y me deleitan con aquel yogurt de siempre. Aprovecho para mandar un afectuoso saludo al alcalde y recordarle que a la ganadería de Los Caserinos siguen sin llegar los autobuses con los chavalinos, que van a visitar las maravillosas instalaciones de mis amigos.

Los yogures de Santolaya, llevan años y para mi es una gozada encontrarlos en el Corte Inglés o en el Más y Mas, por citar unos ejemplos.

Conozco los orígenes de la Cabranesa sociedad, y me presta por la vida cada vez que tomo una tarrina de sus excelentes productos. Concretamente el de mora, que me encanta. ¡¡¡ENHORABUENA!!!. Cuando me deleito con vuestros productos es doblemente: por lo buenos que están y porque son de una Comarca donde tuve algo que ver en el asunto del periodismo. Reconozco que el anterior alcalde de Cabranes, hoy de la “Villa de los Viciosos” ayudó y luchó lo que pudo por esta láctea que tanto me gusta.

Cierro el género epistolar, que comenzó con unos pirabanes, y concluyo con unas gentes que luchan por dar a sus clientes parabienes. GRACIAS.

borja@elfielato.es

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Asturias paraíso matorral