opinion | JOSÉ LUIS DIAZ

La Semana Grande

  • Sobre la fiesta de Les Piragües en Ribadesella

Por primera vez se han reunido todos los grupos políticos riosellanos para hablar abiertamente y con tiempo suficiente sobre Las Piraguas. Y en ese contexto, desde tres ángulos, se planteó la charla. Esto decía hace unos meses. Y los objetivos se van cumpliendo. 

El primero tal vez haya sido el más importante, porque como decían los clásicos, la mitad de un trabajo consiste en empezar. Y la primera reunión, que tanto reclamábamos algunos, se hizo. Con esta iniciativa, Las Piraguas en Ribadesella han dejado de ser un trampantojo.

Desde el punto de vista deportivo un hecho emotivo se va a llevar a cabo en este año de los 80 que llevamos de Piraguas: el homenaje a los catorce vencedores riosellanos del descenso. Todo un acierto en mi opinión, porque si bien en el descenso deportivo el municipio apenas dice nada, al menos insistir en la relevancia de que los riosellanos fuimos y somos partícipes trascendentales de Las Piraguas, es algo de vital importancia para que en el futuro nuestros jóvenes sigan “la ola” de los campeones.

También se trató la logística y espero que la coordinación tenga el acierto siempre al socaire de una fiesta que en muchos aspectos es muy difícil abarcar. 

Pero es la versión lúdico-festiva la que más nos preocupaba a todos los que amamos esta fiesta ya que en las últimas ediciones se veía con cierta tristeza la decadencia, unas veces por la propia dinámica de la fiesta y otras por decisiones poco afortunadas. Las Piraguas son una fuente inagotable del reclamo turístico, son una inversión de valor añadido a nuestro folclore, cultura y tradición. Y por ello, por primera vez en su historia, estuvieron presentes, como pedimos algunos, en la Feria Internacional de Turismo (FITUR). 

Y finalmente, (y también como llevamos diciendo desde hace décadas unos pocos) Ribadesella contará por primera vez con una Semana Grande de Piraguas, en donde la diversidad de eventos para todos debe estar en consonancia y nunca reñida con la intensidad de una fiesta por la que todos los riosellanos debemos luchar para que siga siendo un referente de Ribadesella, porque es una parte indiscutible de nuestra cultura. 

 

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Yo no soy Panamá