opinion | CARLOS TEJO

Los primeros 25 años de EL FIELATO y los 25 últimos del Descenso Internacional del Sella

La más completa hemeroteca y documentación fotográfica de los últimos 25 Sellas se conserva en los archivos de EL FIELATO:

«Hola, Emilio, ¿Cómo va todo?» «Ya ves Borjina, sobre ruedas. Con esti equipo que tengo, no puede ir mejor». «Eso es lo que tú piensas», replicaba Borja. «¿Por qué?», interrogaba Emilio. «porque los tiempos cambian y el Sella tien que ser  también un negociu. Tien que haber un equipo profesional y competente que saque adelante este tinglao, del que se aprovechan todos menos el CODIS». «Qué equivocáu estás Borja»,  replicaba Emilio, «con esti equipo que tengo, desinteresáu y volcáu en la organización, el Sella no necesita más….».


Esta conversación, con las palabras concretas que hubieran podido utilizar Emilio Llamedo, el eterno y mejor presidente de la historia del Codis, y Borja Márquez, periodista de pueblu, como él se define con orgullo, director, arriesgado dueño, eterno opinador, y persona LIBRE, con mayúsculas, la mantuvieron los dos amigos en varias ocasiones, sin que ninguno de los dos convenciera al otro, ni cambiaran de opinión; ni Borja ni Emilio.

Fueron, y serán infinitamente más, 25 Descensos del Sella en los que El Fielato, Periódico Oficial del Descenso Internacional del Sella, se volcó en ofrecer a “sus parroquianos” todas las partes de las que se compone el Sella, que es internacional y, además, La Fiesta de las Piraguas de Asturias. Desde los comienzos de El Fielato, en 1991, cuando era en formato tipo  “boletín de fiestas”, este semanario puso en portada, en color, una foto de la salida del Sella, dando a este acontecimiento la importancia que se merecía. Y así, año tras año, convertido ya en formato “periódico”, El Fielato fue ampliando información en las semanas anteriores al Sella. Entrevistas a deportistas, aficionados, autoridades y fotos, muchas fotos.

Los protagonistas máximos para El Fielato siempre fueron los piragüistas de la comarca que abarca  a sus lectores, incluyendo los de su “hermano” el semanario El Nora. Los chicos y chicas de Villaviciosa, Siero, Piloña, Arriondas y Ribadesella siempre tienen preferencia y un lugar en las páginas CENTRALES de EL FIELATO, que los inmortaliza, subidos al pódium de sus sueños, sea cual sea su categoría, mujeres, hombres, senior, junior o cadetes, piragüistas o canoístas. Estos 25 años fueron la gloria para Julio Martínez, 11 años ganador, con quien lo acompañara, entre otros, el parragués Javi Hernanz en el 2008 o el maliayo Manuel Busto, en 2002, que en solitario K-1 vencería en los años 2000, 2001, 2006, 2010, 2011, 2013 y 2014, pero los primeros piragüistas de la comarca que EL FIELATO subió a su primera página fueron el cangúes Antonio Soto quien con José Ramón González “Monotos” vencerían en 1993. Son los años en los que El Fielato trae a la portada a Walter Bouzán y Fiuza, seis veces ganadores absolutos y a  Monchu Cerra y Alberto Llera, (cuatro deportistas y 13 Sellas, de momento, como ganadores en K-2 y K-1), Alexander Shaparenko que gana para Ribadesella en K-1, en 1995, a los 50 años, cuando ya tenía 2 oros, una plata olímpicas y 13 medallas en campeonatos del mundo. El cangués Kiko Vega se convertiría en el especialista en K-1, siendo su primer triunfo en 1997, siguiendo en el 2005 y 2007. El canoista riosellano Diego Suárez es el único de todo el Oriente asturiano que hasta la fecha ha logrado el oro en esa difícil especialidad.  Las mujeres  María Blanco y Laura Valdés  se llevaron el triunfo en 2001 para Cangas de Onís, así como para Arriondas Elena Costa y Olena Shaparenko, que se proclaman vencedoras en el 2003. También Almudena Ávila, de Piloña, entra primera, en K-2, con Victoria Morazaba, en cuatro ocasiones, una categoría, la de mujeres, que fue dominada por una leyenda, la palentina Mara Santos, vencedora en 18 ocasiones.

No hace falta que hagan ustedes la suma, ya la facilito yo, en los últimos 25 años del Sella y primeros 25 años de El Fielato, los piragüistas de la comarca, hombres y mujeres, se proclamaron vencedores absolutos del Sella en 34 ocasiones. No cuento aquí los que se subieron en los dos escalones restantes del pódium de Ribadesella, ni los triunfos por equipos, ni las victorias en las categorías de  veteranos, juveniles o cadetes ya que las páginas de El Fielato, aunque sea en un número especial, se quedarían cortas para nombrarlos a todos, por eso, en la hemeroteca y fototeca de El Fielato, se encuentra TODO, guardado como se guarda un tesoro histórico.

Quiero terminar este artículo, como antigua mano derecha de mi presidente, no tuve otro, Emilio Llamedo, dando las gracias a El Fielato por aquella pancarta que, desde el balcón del Café Español, en Arriondas, aquel sábado 6 de Agosto de 2011, proclamaba en aquella despedida un sentimiento de admiración y cariño de un medio de comunicación, El Fielato,  a una persona grande, admirable, trabajador y buena gente como era Emilio Llamedo y que decía:  

EMILIO LLAMEDO, ETERNAMENTE EN EL SELLA.

Calos Tejo

 

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse