opinion | BORJA MÁRQUEZ

Mi amiga y vecina Lilián de Celis

  • Lilí -como la llaman por el pueblo- no llegó a la cima de los artistas por casualidad
Lilián-de-Celis-Parres Lilián de Celis.

Lilián de Celis

 

Uno que no es de Fíos, pero si vive en Fíos desde  hace décadas, conoce y admira a Lilián de Celis, que no tuvo falta de cambiar su nombre por otro artístico para triunfar y seguir triunfando en los escenarios. Cuando comprábamos, hace más de cuatro décadas, nuestra casona de Fíos, lo primero que nos dijeron familiares y amigos era que íbamos al pueblo de Lilián de Celis, a quien pronto conoceríamos, cuando venía en algún periodo vacacional muy corto. Si hoy es una guapa e imponente señora, no les cuento cuando uno fundó este, su Periódico, hace casi tres décadas. Una chica guapísima, cercana, educada y que sabía estar. Era y es una señora de los pies a la cabeza. Pero Lilí -como la llaman por el pueblo- no llegó a la cima de los artistas por casualidad. No y mil veces no. Sus padres ––con indudable criterio–– procuraron que cursara estudios relacionados con su actual profesión, de la que dice no piensa jubilarse mientras pueda subir al escenario. Sus estudios de canto y declamación, junto con lo que hoy son Ciencias Empresariales (Comercio), fueron  -pienso- muy importantes para que aquella niña de Fíos,  primero en Santander y luego en Madrid, pudiera enfrentarse en -para mi- una de las profesiones más complicadas del mundo. Nunca tienes trabajo seguro, ni una jubilación segura, ni nada de nada. Conozco a muchos músicos, actores y cantantes que siempre andan a salto de mata, porque el mundo laboral de estos profesionales es extremadamente duro.

Valoro, y mucho, el arte de Lilián. Pero lo que más me impresiona es como con sus  años ––aunque no los representa––, es capaz de salir con ese estilo y dignidad a un escenario. Solo los grandes artistas lo logran y ella lo es.

Yo, que no soy muy dado a querer alargar la vida envejeciendo, estando en sus condiciones vitales,  larga vida me deseo. No te joroba. Verla significa que tiene una gran calidad de vida y que es una artista no como un pino, sino como todos las copas de los árboles del Sueve, en cuya ladera sur esta FÍOS, ese, su pueblín, y el mío adoptivo.

Concierto de Rodrigo Cuevas y Lilián de Celis organizado por la Cátedra Cohen, en el Aula Magna de la Universidad de Oviedo.

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse