opinion | DAVID M. RIVAS

Oreyes y raos

  • Equí nun toreamos, non, como bien qu’aponderara Xovellanos, un antitaurinu radical

David M. Rivas, 22 Marzo 2017

Etiquetas : Perros David
david rivas David M. Rivas

Cuásique venti años pa que los diputaos españoles apreben una norma europea tan ellemental como la que diz que nun podemos cortar les oreyes y los raos a los perros. Paez cosa ellemental, de pura racionalidá. Pero non. Hai una gran polémica sobro si un dóberman ye más guapu cuando ta mutiláu. Pues miren, si ye una raza que namás que val pola so estética mutilada, que desapaeza. Si fora creada por criterios estéticos colos valores d’una sociedá, normal ye que muerra polos valores d’otra sociedá. ¡Qué gran nación esa España! Fuera necesario que la Unión Europea la obligara a tratar bien a los perros. Gandhi dicía qu’un pueblu quedaba definíu pol tratu que daba a los animales. Normal. Nel país de los toros… ¡Qué gran país! N’Asturies eses coses enxamas que mos les plantegamos. Equí nun toreamos, non, como bien qu’aponderara Xovellanos, un antitaurinu radical. Pero ye que tamién tenemos perros fermosos y nunca tuvimos necesidá de mutilalos. Ye verdá que tampoco los aforcamos cuando tan vieyinos. El perru de nueso muerre en casa. Puede qu’haiga vegaes, cuando lu vemos sufrir ensín remediu y, conforme a los vieyos códigos, preferamos facer les coses nós y nun llamar a bates blanques intermediaries. Entós ye posible que-y peguemos un tiru na viesca, nel monte pel que, como compañeros, tantes vegaes camináramos. El perru muerre como un caballeru en retirada. Pero nun lu ponemos a la vista porque sabemos qu’a un amigu lo noble ye interralu dignamente embaxo un texu o un carbayu.  Ye posible que dalgunos nun entiendan lo que ye un mastín nuna casería. Y de xuru que nun lo entienden nin los que corten oreyes nin los que lo quieren prohibir.

David M. Rivas

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Un culín