opinion | BORJA

Preguntas al Llobu y al Sr. Presidente de Asturias

Una de las últimas ovejas muerta por las fauces del lobo. Una de las últimas ovejas muerta por las fauces del lobo.

Allá por el año 2003 se me ocurrió, a raíz del inmenso daño que los llobos hacían al ganado en nuestra comarca, publicar una columna que aún sigue: “Preguntinas al LLobu de los Picos”. Al final de la misma, y durante nada menos que trece años, –salvo uno, todos de gobierno del PSOE– seguimos con el mismo final del famoso espacio en EL FIELATO: “Cuando yo no tenga jame, ¡¡¡Notejode!!!”.

Y visto lo visto, el dichoso llobu sigue teniendo jame o fame (según la zona de Asturias). Y el llobu ya no se queda por las altas cumbres. Ya baja y mucho. La Robellada, en el municipio de Onís, está a 300 metros de altura y la pasada semana el llobu no sólo mató a unas cuantas ovejas: se ensañó con ellas. Y escribo que se ensañan, porque no las devoran y dejan mucho sin comer. 

Pregunto ahora al Sr. Presidente que en tres años fue tan poco educado con usted amadísimo parroquiano, que despreció hacer una entrevista con este SU periódico EL FIELATO.

 -Señor Presidente don Javier Fernández, ¿cree que el llobu puede tener una presencia tan amplia en nuestra Comarca de Los Picos?

Como, insisto, nuestros lectores (más del 15% de la población total de Asturias) al Sr. Presidente le deben importar un comino, no esperen su respuesta, salvo un milagro.

Buscando, me encontré con un estudio del año 96 del pasado siglo titulado “HÁBITOS ALIMENTICIOS DEL LOBO IBÉRICO EN EL ANTIGUO PARQUE NACIONAL DE LA MONTAÑA DE COVADONGA” cuyos autores L. LLanez, M. Rico y J. Iglesias ya en aquel entonces nos decían que los llobos por aquellas épocas de pastos entre Mayo y Septiembre, comían ovejas, pero en un número mucho menor que el actual.  Lógico. Si en 20 años nadie controló al cánido devorador, a día de hoy en vez de rebaños de ovejas lo que tenemos son manadas de llobos incontrolados.

 -Sr. Presidente ¿qué hacemos con estas manadas que acaban literalmente con el ganado imprescindible para hacer ese queso que seguramente tanto le gusta y que se llama Gamonéu?

  No espere amadísimo parroquiano respuesta alguna, porque como les escribí líneas más arriba ustedes no cuentan para nada. Cuentan para pagar impuestos, y en estas semanas para escuchar monsergas de que con su voto, con el voto al PSOE todo mejorará.

 El problema del llobu es sumamente importante y, o se toman cartas en el asunto, o muchos ganaderos tienen fecha próxima de caducidad. No escribo de mi admirado y exquisito queso de Gamonéu. Ese lo dejaremos para la historia, porque los llobos seguirán matando y el Sr. Presidente pidiéndoles el voto.

borja@elfielato.es

 

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Dos campeones

Tuberculosis en nuestra Comarca