opinion | BORJA

Raciones abundantes

Borja marquez Borja Márquez.

Raciones abundantes

 

Llega el verano y los restaurantes trabajan en nuestras comarcas a tope.

Una gran y tremenda equivocación es la de “Raciones Muy Abundantes”, que las gentes dan como referencia de un buen restaurante.

 Los de los restaurantes, nunca RESTAURADORES (eso son los de los cuadros, muebles, coches y mil cosas más, nunca uno que te da de comer en un restaurante), se guían por lo de “Raciones Abundantes”.

Y digo yo: ¿a nadie se le habrá ocurrido poner unas raciones pequeñas y un cartel o llamada principal, que más o menos podría ser algo así: NO QUEREMOS TIRAR COMIDA, pida usted al camarero cuantas veces desee repetir, así contribuiremos a la solidaridad con los que no tienen nada que comer?

Pues no, “Raciones Abundantes”, que la mitad se tiran a la basura porque es imposible y peligroso dar las sobras a gente muy necesitada que, en nuestras comarcas, haberlas haylas.

 El ser humano no quiere ver la realidad, lo que está pasando con la pobre gente que huye de desgracias como guerras, volcanes, o situaciones de extrema pobreza. Y hay que ser tan valientes como  coherentes.

No se puede dejar solos, o mandando un avión de víveres que costará menos que lo que roba un político de poca monta, a los Guatemaltecos con el grave problema de la erupción del Volcán de Fuego, que dejó a miles de personas sin nada. O a la pobre gente que huye de las guerras y meten en Lesbos. Unos cuantos animales, como el de Italia, opinan que lo mejor es que se mueran. O la cantidad de gente de África que camina decenas de kilómetros para tener agua. O las descomunales cantidades para fabricar armas para que cientos de miles de trabajadores dependan de que haya guerras para comer. Guerras siempre hubo, pero con un denominador común: las organizan unos pocos que se conocen, y las llevan a cabo miles que no se conocen. Y sin conocerse, pues a matarse. Como esos animales,  Blair, Bush y Aznar, que decían que Irak tenía armas de destrucción masiva. En esa reunión que se llamó la del trío de Las Azores también estaba el presidente Portugués, Durao Barroso. Años después tanto él como Toni Blair declararon que habían sido engañados y pidieron perdón.

El bigotín de Aznar, que sigue dando “lecciones”, ni pidió perdón, ni nunca lo hará. 

Me pierdo y vuelvo a los bares que ponen “Raciones Abundantes” para tirar muchísima comida.

Pues yo a seguir sermoneando a mis fieles parroquianos, que comulgan con mis cosines todas las semanas. YO NO TIRO COMIDA, así estoy de gordo, pero antes me muero que dejarla en la mesa. Y tengo costumbre de enterarme si es restaurante de “Raciones Abundantes”. Y si dicen “que aproveche”, una ordinariez extendida entre gentes poco leídas. Corcho, es una obviedad lo de “que aproveche” y mucho mejor dicen: que ustedes lo disfruten, que es de lo que se trata. Así que a los de “ que aproveche y Raciones Abundantes” que vayan los poco solidarios, no leídos y faltos de la educación necesaria para saber que decir “que aproveche” es una ordinariez de gente muy poco educada.

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse