Greenpeace congregó en el arenal de Ribadesella a cientos de personas para recoger plásticos

  • La campaña "Maldito plástico", organizada por Greenpeace, llegó a Ribadesella
Los voluntarios tomaron la playa de Ribadesella en busca de los malditos plásticos

Greenpeace juntó a cientos de personas en Ribadesella para limpiar la playa de Santa Marina

El principal arenal de Ribadesella recibió el pasado sábado la visita de cientos de voluntarios que –armados de guantes y sacos, y convocados por Greenpeace- acudían a limpiar la playa de Santa Marina de plásticos y micro plásticos. Una tarea ardua, teniendo en cuenta que el arenal aún está plagado de toneladas de madera que fueron arrastradas por las riadas del pasado Enero.

El resultado de la jornada de voluntariado no pudo ser más satisfactorio, ya que al final de la jornada la playa se veía libre de más de dos toneladas de residuos, entre los cuales destacaban los buscados plásticos (de todos los colores, tamaños y formas) pero también corchos, ruedas de todo tipo de diámetros, botes de refrescos de marcas muy conocidas y colillas, muchísimas colillas.

La jornada de limpieza estaba enmarcada dentro de la iniciativa promovida por la organización Greenpeace, “Maldito plástico”, que convocó a la gente para colaborar en todo el territorio español, recogiendo basura en las principales zonas naturales de España.

Los voluntarios de la organización presentes en Ribadesella - entre ellos la coordinadora de Greenpeace Asturias, María Rodríguez- se mostraban al inicio de la quedada gratamente sorprendidos con la enorme participación de la gente, que acudió hasta Ribadesella desde distintos lugares de la región para ayudar a liberar de plásticos el sitio y buscando contribuir en la salud de los mares y del planeta. “Se está generando un odio contra el plástico que casi se está convirtiendo en moda, pero es una moda positiva que puede ayudar a sentar las bases para que los niños de hoy sean adultos comprometidos con no generar residuos plásticos. Asi que bienvenida esta moda”, decían las voluntarias en Ribadesella, esperanzadas con que la tendencia se convierta en educación y en conciencia, bases para acabar con el enorme problema que la contaminación plástica supone para nuestro planeta.

A la recogida de Ribadesella, que se iniciaba a las doce de la mañana con unas 150 personas, se fueron uniendo turistas y vecinos paseantes de la zona que, aunque eran ajenos a la convocatoria, también quisieron ayudar en la sana labor ecologista.

 

 

La marea de personas en busca de residuos por la playa llamaba la atención poco antes de las dos de la tarde.

Los organizadores explicaron que, con los más de dos mil kilos de residuos recogidos, se elaborará un inventario, clasificándolos para identificar así a las empresas de las que proceden. Los datos que se obtengan de Ribadesella se sumarán a los obtenidos en el resto de recogidas organizadas por la geografía española, con el fin de trasladárselos al Gobierno. El fin final, además de contribuir a la limpieza de la naturaleza, es ejercer presión sobre las compañías que más plásticos generan, intentando que la conciencia ciudadana se traslade a esas grandes compañías y que éstas apuesten por trabajar con envases no contaminantes o reutilizables, respetuosos con el medio ambiente, además de que los datos sonrojen a las administraciones competentes para que lleven a cabo regulaciones más exigentes contra este severo problema que representan los envases desechables.

Los plásticos ahogan nuestro medio ambiente. Las cifras de plásticos producidos, usados y desechados son enormes. Reciclar no es suficiente. El problema es conocido y los efectos de los plásticos para el medio natural y los océanos son evidentes y preocupantes. Hay que actuar contra el monstruo del plástico, y no sólo debe ser labor de los ciudadanos sino de las grandes empresas, que deben comprometerse con un envasado respetuoso con el planeta”, afirman desde Greenpeace.

Desde el ayuntamiento de Ribadesella, por su parte, se mostraron muy agradecidos con la iniciativa llevada a cabo en Santa Marina y se hicieron cargo de los residuos hallados por la marea de voluntarios que se dio cita en el concejo riosellano.

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Ribadesella celebró la edición 29 de sus carreras de caballos

Greenpeace recogió hoy plásticos en la Playa de Ribadesella