Llanes | CULTURA

Xuacu Amieva, lección de gaita

  • POR GONZALO BARRENA
  • Concierto homenaje a Xuacu Amieva en el Teatro Filarmónica de Oviedo el sábado 12 de mayo a las 20 horas.

El Fielato y El Nora, 08 May 2018

xuacu-amieva-gaita-nueva-york Xuacu Amieva desfilando por Nueva York.

Concierto Homenaje a Xuacu Amieva

 

Hace décadas que Xuacu Amieva (El Mazucu, 1954) viene leyéndonos a los asturianos una lección importante. Quizá porque la escuchó limpia onde l’agua ñaz, en alguna de las surgencias de esa aldea que se asoma sobre el Cantábrico. La gaita resuena en los teatros de un modo espectacular, pero donde se allana y suena con humanidad es en en el seno de los auditorios naturales, el lugar donde arranca también la lengua que les robamos a los pájaros.

La radical humanidad de Xuacu Amieva, como la correcta articulación del silencio, es la clave de su solvencia musical y personal; incluso étnica, en medio de una nación que tiende a la babayería o a la autodestrucción. La lección sobre el estar y el decir que nos deprende el maestro es tan conveniente para los asturianos como el arte de inxertar.

xuacu-amieva-mazucu

Xuacu Amieva y Paca, en El Mazucu (Llanes).

Porque hay una verdad primaria en el arte de los injertos: la fuerza montés de los seres vivos ha de conducirse, como el agua y los riegos, hacia donde pueden producir algo, o cultura, porque si no, acaba por desmontarse la bolera, o contracultura. El temple en la digitación, la melodía contenida de quien se crió al borde de los desbentíos, donde uno ha de manejarse con prudencia para llegar a viejo, es esencial para xostrar al mundo el envite afinado de la gaita, instrumento pastor.

Las gaitas de Xuacu vienen evolucionando como se debe, inmersos como estamos en una región grillera, que sobreactúa. El modo folixa en que redunda el astur está bien para según que cosas, pero en demasiados momentos aturde tanto como los magacines. Sentir la gaita en si bemol de Xuacu, pausada y grave, se parece a ese vuelo de las aves que se ajustan de modo tan natural a las capas del aire. Y en transmitir ese arte ha consistido su pedagogía. Imagino a cuántos rapaces, desde la antoxana sencilla de su expresión, coyendo l’agua que brota sele de su razonamiento. Así puede la infinita reciella de tejedores caminar el mundiu, explorar sones y tocar el cielo, sin querer, con lo cabero de los roncones…mientras recuerdan. Así pudo Consuelo Ríu, años antes de que se allanara el camín a les muyeres, aprender de elli como gaitera, si no primera alumna, sí entre elles, devolviendo cuando se haga historia de estos años musicales a un gaitero Xuacu jaciendo método, enseñando sones y envolviéndose entre gaiteros nuevos que es el modo asturiano de nombrar juventud. El secreto de quien enseña es es ir deprendiendo a la vez entre los nuevos, porque con ellos se abre el círculo a los tiempos que vienen.

pandereteres-mazucu

Pandereteres en El Mazucu, la madre y dos tías de Xuacu entre ellas.

En su obra Xostrando (1989), materializa Xuacu una de esas veredas que llevan a Ítaca, conservando el patrimonio hacia adelante: en el interior de una gaita antigua, restaurada por Diógenes García en La Tenderina Alta, sembró el llaniscu cinco temas de sonidos tumbales, graves y genuinos, intemporales. Dicen en el oriente asturiano que “les gaites de antes no chillaben tanto como les de ahora”. Y será verdá: la petite orchestre se formaba con gaita, tambor y violín, y eso sólo puede conseguirse dejando sonar al otro. El arte de escuchar es el password de la música, y pone en conexión lo que vale y lo que viene. Xuacu Amieva supo uncir a cencielles esos güés, metá y media de la vida tirando pol carru.

Con lo que, si Tertulias en Llanes y la Fundación Municipal de Cultura de Oviedo, llevan a puertu la obligación del pueblo con sus instituciones, están correspondiendo en nombre de la nación entera -o público- al indiscutible talento y generosidad del ínclito maestro del Mazucu.

xuacu-amieva

Concierto el sábado, 12 de mayo en El Filarmónica

El Teatro Filarmónica de Oviedo será el marco del Concierto Homenaje a Xuacu Amieva, el próximo sábado 12 de mayo a partir de las 20 horas.

Esther Fonseca será la encargada de presentar un acto por el que desfilarán los cantantes:  Anabel Santiago, Aurora Pazos, Marta Arbás, Marta Elola y Xosé Antón "Ambás". Los instrumentistas: Carlos Rebollar, Dani Pando, Daniel Lombars, Elías García, Emilio Fidalgo, Javi Méndez, Javi Monge, José Manuel López, José Tejedor, Paula Alonso, Pedro Pangua, Rubén Mol, Wendi Harwood, la pareja de baile Paulino Santirso y María Vázquez directores de Xeitu Gruopu Tradicional; y los grupos Dobra, Banda de Gaites Naranco, Batucada Matu Na Cai y O'Carolan.

 

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse