Parres | DESCENSO DEL SELLA

El Cañón de Arriondas volvió a su plaza

  • POR TAMARA LLAMEDO

El Fielato y El Nora, 21 Julio 2017

cañón-arriondas-restauración Las autoridades en la Plaza del Cañón de Arriondas.

Varias autoridades asistieron a la reinauguración del cañón de Arriondas

 

A la “reinauguración” del cañón, que ha quedado como nuevo, precedió una breve charla por parte de Emilio García Longo, alcalde de Parres, Juan Manuel Feliz, presidente del Comité Origanizador del Descenso Internacional del Sella (CODIS), y María Teresa Mallada, presidenta de Hunosa.

Longo hizo un breve resumen de la historia del cañón y destacó que el cañón es un símbolo y un icono de Arriondas, una seña de identidad de todos los parragueses y un soporte de la memoria colectiva. “Un rasgo de identidad de Parres que hay que valorar y cuidar como Patrimonio. Por eso –explicó- se ha querido llevar a cabo esta minuciosa restauración integral en el Pozu Sotón, porque lo pone en valor y asegura su conservación”. El alcalde quiso además dar las gracias en nombre de todos los parragueses a Mario García ( jefe de equipo de Hunosa) por su dedicación, ilusión y gran esfuerzo empleados en la restauración, y a María Teresa Mallada por su interés y su involucración desde el primer momento con este lavado de cara del cañón.

Juan Manuel Feliz, por su parte, calificó el cañón como un símbolo de Arriondas y del Descenso Internacional del Sella y recordó que la primera vez que se dio la salida con él fue en el año que él y Gutiérrez ganaban el Descenso, con lo que para él es también símbolo de buena suerte.

La presidenta de Hunosa, que intervino la última de los tres, quiso resaltar que esta restauración supone para ella la ocasión de ocupar un hueco en la historia de Parres, de lo que se siente muy agradecida, y calificó al cañon como un símbolo de hermanamiento entre la cuenca minera y la ribera del sella. Resaltó la labor del jefe de equipo de Hunosa, Mario García, y calificó el río sella como una mina de riqueza que lleva la imagen de Asturias por el mundo.

Tras estas palabras se procedió a descubrir el cañón, que permanecía cubierto con una lona azul.

El emblemático cañón de Arriondas dará la salida del Descenso Internacional del Sella

 

El cañón vivirá en la plaza las próximas fiestas del Bollu de Arriondas y volverá a bajar a la orilla del sella el sábado 5 de agosto para dar la salida del 81 descenso Internacional del Sella con un disparo simulado y controlado por los mineros del pozu Sotón. Aunque se pretendía que, tras esta restauración, se diera la salida con fuego real esto no será posible aun este año, ya que para ello hacen falta numerosos permisos y trámites además de unas fuertes medidas de seguridad. Quizás en la 82 edición del Descenso, en 2018, cuando se cumplirán cincuenta años desde que el cañon llegó a la villa de Arriondas, sea posible. Mientras tanto sigue siendo algo muy bueno poder contar con el de nuevo para la salida y además este año completamente renovado para que luzca perfecto en la fiesta de les piragües y cada día en su casa, Arriondas.

cañón-arriondas-restaurado

La historia del Cañón de Arriondas

El cañón que ahora preside la plaza Venancio Pando llegaba a Arriondas en 1968.

Se trata de un cañón de hierro fundido del siglo XVIII y que se cree que procede de las defensas costeras de Cádiz o Cartagena. El cañón se adquirió en el rastro Fdez. Calleja, un mercado de antigüedades.

Fue cedido a Arriondas por la Federación española de piragüismo en el mes de agosto y su presentación en sociedad fue durante el Descenso Internacional del Sella, al que habían acudido ese año como invitados personajes como Juan Antonio Samaranch, León Herrera, (ministro de Información y Turismo en aquella época), Mateu de Ros (gobernador civil de Asturias) o Chus Valgrande (medallista en esquí y diputado provincial por aquella época). Ese año ganaban el sella Juan Manuel Feliz y José Luis Gutiérrez Soto con los rápidos, de Arriondas.

La pieza de artillería estuvo dando la salida de les piragües junto al puente de Arriondas seis años, hasta que en julio de 1978, cuando se disparaba para dar inicio a las fiestas del Carmen, reventó en pedazos por no resistir la onda expansiva, causando numerosos daños en la plaza, fachadas y coches. Fue así como dejó de dar la salida de la carrera del Sella.

El pasado año, 38 años después de aquello, volvió a escuchar el Asturias Patria Querida a pie de río y volvió a ser la señal de salida para los palistas. Una tradición recuperada que se espera perdure, ya que hoy día el cañón es un símbolo del Descenso Internacional del Sella y del pueblo de Arriondas.

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Un cañonazo dará la salida del 80 Descenso Internacional del Sella