Parres | PARRES

El gimnasio antiedad gratuito de Shui Leng

  • "Mi gimnasia ayuda a desarollar un programa de envejecimiento inverso, con el que todas las celulas del cuerpo se recuperan y fortalecen"

El Fielato y El Nora, 19 Junio 2019

Clases de Tai-Chi en sotu Degu

El gimnasio anti-edad de Shui Leng, gratuito y al aire libre


Shui Leng creció en Tai Po, una región de Hong Kong, en China. Siendo ella muy joven, su familia se mudó a Holanda, donde creció, estudió y se formó como persona,  observando a su padre, a su tío y a su hermano haciendo Kung-fu y Tai-chi. De ellos aprendió.

También estudió yoga y ballet durante años, además de formarse en adiestramiento canino, algo que comenzó siendo un hobby y que ahora es también su profesión. Aunque estudió marketing y trabajó en Hong Kong, se dio cuenta que no era lo que quería hacer el resto de su vida. Fue entonces cuando, durante una estancia como voluntaria en el Paraíso del Burro (en Arobes) descubrió Asturias, enamorandose de esta tierra ytomando la decisión de dar un cambio a su vida. Ahora, Shui Leng imparte talleres gratuitos de gimnasia antienvejecimiento y longevidad, al aire libre, en varios puntos de la Comarca.

shui-leng-gimnasia

– ¿Entendemos los occidentales la filosofía de disciplinas como el Tai Chi, Kung-Fu o el Yoga?

Muchas personas tienen una idea errónea de que el Kung-Fu chino tiene como finalidad la lucha, cuando en realidad se basa en la filosofía china, en mejorar la sabiduría, la inteligencia y la confianza. El pueblo chino valoró mucho la práctica de Kung Fu porque sintió que enseñaba respeto, paciencia, humildad y moralidad. Para obtener confianza. Fortalecer uno significa fortalecer lo otro. En sus niveles más altos, el Tai-chi es como el Kung-fu, porque también parte de una disciplina espiritual taoísta que busca elevar la mente y purificar el cuerpo. La Filosofía del Yoga tiene que ver con la autodisciplina y con la pasión y la disciplina del ballet es una forma de vida, una buena manera de aprender a llevar tu vida fuera de la sala de baile. Todos ellos desempeñan un papel en la mejora de la parte exterior y la parte interior de las personas. En la ejecución, el yoga implica mantener posturas;  el Tai-chi se realiza en forma de danza y forma parte de las artes marciales, como lo es el Kung-fu Shaolin, que normalmente se realiza de manera rápida y poderosa. Lo que yo trato de hacer es escoger lo mejor  de estas disciplinas, transformándolo en un ejercicio que, creo, que ayuda al cuerpo. Significa que todas las células se recuperan y fortalecen. Y definitivamente creo, y estoy convencida, en el proceso de envejecimiento inverso para el cuerpo y alma, porque puedo sentir el proceso inverso en mi cuerpo al hacerlo regularmente.


Las clases que Shui Leng imparte están dirigidas a personas de todas las edades, “Mi alumno más joven tiene 9 años y el mayor tiene 74”, explica, añadiendo que se trata de una actividad pensada para gente que quiera mejorar su postura, apariencia, confianza, dolor y, especialmente, sentirse jóven nuevamente. Ella las ofrece de manera gratuita porque “los ejercicios aún están en desarrollo. Quiero ver los primeros resultados en mis alumnos. Ellos, con sus comentarios honestos, me dirán si su cuerpo ha cambiado de buena manera y cómo se sienten después de asistir a mis clases con regularidad. Hasta ahora sólo tengo buenos resultados y eso me motiva a continuar ayudando a las personas través de esto”, cuenta.

El “gimnasio anti-edad de Shui” es una parte muy importante de su programa de envejecimiento inverso, pero hay mucho más como la dieta, la curación natural y todo lo relacionado con el bienestar y la felicidad, que se puede conocer a través de su cuenta de Facebook: shuislifecoaching
“Me gustaría,  a través de las páginas de EL FIELATO, dar las gracias a Ewan Pantin Díaz, propietario del hotel Corru San Pumés, en Mestas de Con, que ha estado apoyándome  desde el inicio del desarrollo y también a Marleen Verh.”

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Edson Otero, un brasileño enamorado de Asturias