Caravia y Ribadesella hacen frente común junto con los pescadores contra la mejillonera

  • Alcaldesas y pescadores van a solicitar una reunión con el presidente del Principado
  • La mejillonera atenta contra el sector turístico de la Comarca, aseguran
Mejillonera-pescadores-ribadesella Las alcaldesas, con el patrón mayor riosellano y Dimas García.

En contra de la mejillonera

 

Las alcaldesas de Ribadesella y Caravia, Charo Fernández Román (Foro) y Salomé Samartino (PP) se reunieron con los pescadores de Ribadesella, su patrón mayor, Manuel Buenaga y el presidente de la Federación de Cofradías de Asturias, Dimas García, en La Lonja de Ribadesella para acordar un frente común en contra del proyecto de instalación de una mejillonera frente a la costa de Caravia, que impulsa la empresa Mar Abierto S.L.

"Todos los pescadores de Asturias están en contra de una instalación de este tipo, sólo en Lastres y, no todos, están a favor", aseguró Dimas García, presidente de la Federación de Cofradías de Asturias, al final de la reunión mantenida hoy en Ribadesella. Él y las dos alcaldesas, acordaron solicitar una reunión "urgente", con el presidente del Principado de Asturias, el socialista Javier Fernández, para tratar sobre este proyecto, que la Consejería de Desarrollo Rural y Medio Ambiente había paralizado y que se ha reaviviado tras hacerse cargo del departamento de Medio Ambiente, el consejero Fernando Lastra, quien se reunió el pasado mes de diciembre con los promotores.

Salomé Samartino apuntó que «si tantos beneficios ven los pescadores de Lastres, que la instalen allí y no frente a Caravia, porque nosotros vivimos del turismo y este proyecto atenta contra este sector». Charo Fernández Román también expresó su oposición a un proyecto «del que no sabemos nada y lo poco que hemos visto parece hecho por un alumno de Bachiller».

pescadores-ribadesella-mejillonera

Las alcaldesas con los pescadores de Ribadesella y el presidente de la Federación de Cofradías de Asturias.

Alcaldesas y pescadores desmintieron a los promotores, «no es verdad que haya algo similar en el Cantábrico, porque lo que se está haciendo en la costa del País Vasco es experimental», aseguró Dimas García.

En Caravia y Ribadesella temen, «al no existir ningún estudio serio», que los mejillones teminern colonizando la costa, «con lo que desaparecerían los percebes, que si son un riqueza para los pescadores», apuntó la alcaldesa de Ribadesella, quien también mostró su preocupación por lo que podría suponer para la playa de Vega, la más cercana de Ribadesella a la instalación que se quiere instalar en mar abierto.

La Coordinadora Ecologista también mostró en su día su oposición al proyecto.

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse