Ribadesella | RIBADESELLA

La alcaldesa de Ribadesella acusa a Verónica Blanco de "pedir el voto durante la campaña electoral para el PP"

  • Comunicado de Foro Ribadesella sobre la situación de la concejal tránsfuga Verónica Blanco
  • Verónica Blanco cursó la baja justo antes de las elecciones lo que le permite continuar cobrando los 1.800 euros que cobraba como edil liberada la pasada legislatura.
  • Foro le ha solicitado, a través de un acta notarial, que entregue su acta de concejal

El Fielato y El Nora, 03 Julio 2015

Foro Ribadesella hacía público esta tarde un comunicado con el que salen al paso de las acusaciones vertidas por la concejal tránsfuga Verónica Blanco, a quien acusan de haber pedido ya, durante la campaña electoral, «tanto ella como su entorno familiar, el voto para el Partido Popular».

 

COMUNICADO DE FORO RIBADESELLA

La junta directiva de Foro de Ribadesella que preside Charo Fernández Román, ha querido
salir al paso de las acusaciones vertidas por la concejala Verónica Blanco, miembro y concejal
de Foro Asturias hasta que el pasado 29 de junio solicitó su salida del grupo municipal para
adherirse a los No Adscritos.
Hasta el momento, la Junta Directiva ha guardado silencio respecto a los sucesos acontecidos
en el Ayuntamiento, pero "resulta necesario aclarar las circunstancias desde su inicio y dar
cuenta de que la situación actual no responde a una pataleta puntual de la edil riosellana, sino
que es la consecuencia de un enredo tejido desde hace meses, apoyado por miembros
destacados del PP del Oriente de Asturias". Una vez no obtenido el propósito perseguido, las
circunstancias han derivado en simular un enfrentamiento personal que nunca ha existido como
tal, puesto que "las malas relaciones de Verónica Blanco se dan con todos los miembros de la
Junta de Foro Ribadesella desde hace mucho tiempo, no sólo con la figura de Charo
Fernández Román".
Antes de iniciarse la campaña electoral, Verónica Blanco en reiteradas ocasiones comunicó a
Charo Fernández Román que dirigentes del Partido Popular la estaban llamando porque
querían reunirse con la Alcaldesa, la cual accedió a su celebración, ante su insistencia,
advirtiendo que ya sabía cuál sería su decisión. La reunión se celebró con el secretario regional
del PP, Fernando Goñi, y el diputado Luis Venta Cueli, estando presente también Juan Manuel
Blanco, en el mesón de L’Alisal. Allí, Fernández Román declinó tajantemente las ofertas que se
le plantearon. Estos hechos han sido evidenciados ya de forma pública por el candidato del PP
riosellano, Juan Manuel Blanco, con lo que no merecen más comentarios al respecto.
Durante la campaña electoral, "Verónica Blanco no sólo no pidió el voto para su partido, Foro
Asturias, sino que, según testimonio de muchos vecinos, ella y su entorno familiar animaron a
los vecinos a que votaran al Partido Popular de Ribadesella. Consecuente con sus actos, sin
pensar en el perjuicio hacia su partido, la edil Verónica Blanco no participó en ninguna mesa
como interventora del partido al que libremente decidió representar en las elecciones
celebradas el pasado 24 de mayo". La edil electa y candidata en la lista de Foro a los comicios
"no trabajó en ningún momento haciendo campaña para su partido, ni prestó su apoyo en
ninguna de las acciones llevadas a cabo, ni tendió su mano para colaborar con el partido al que
ella pretendía representar una vez iniciada la legislatura". Aún con todo, Verónica Blanco no
renunció entonces a ir en las listas de Foro Asturias Ribadesella y, en consecuencia, salió
elegida junto a otros seis concejales para formar así parte de una mayoría absoluta que dio un
Gobierno holgado a la formación que lidera Charo Fernández Román. "Es ella quien tiene que
explicar por qué actuó de ese modo si su malestar, como ella misma indica, se ha producido
desde hace meses, hasta el momento sólo hemos escuchado incongruencias que contradicen
su forma de actuar, no era necesario esperar a ganar las elecciones y dejar a su grupo en la
situación actual".

Durante la sucesión de estos acontecimientos Verónica Blanco dejó de asistir a los dos últimos
Plenos de la legislatura, causó baja laboral como concejal del Ayuntamiento de Ribadesella y
remitió un correo electrónico a la Alcaldía explicando, literalmente que: "Estoy de baja médica,
necesito descansar. Para mi total recuperación no me recomiendan hacer nada relacionado
con mi hasta ahora trabajo". La alcaldesa de Ribadesella, al contrario de lo que ha explicado
Blanco, sí contestó. Lo hizo a través del mismo medio que había utilizado la edil, el correo
electrónico: "No te preocupes Verónica, cuídate y cuando estés recuperada hablamos".
Cabe resaltar aquí que la baja médica de Blanco se cursó unos días antes de las elecciones.
Se subraya este hecho puesto que la circunstancia permitía a la edil seguir cobrando una
prestación por la situación que atravesaba. De haber esperado a los comicios, esto no hubiera
sucedido, puesto que la concejal hubiera cesado de su puesto como cargo público, igual que el
resto de miembros de la Corporación, que no perciben un sueldo por el desempeño de sus
funciones desde el pasado 13 de junio pese a seguir trabajando. Y, en algunos casos, como es
el de Charo Fernández Román, asumiendo, además de las propias, las concejalías que
correspondían a Verónica Blanco a la espera del alta médica de la misma.
Fue en el proceso de su baja laboral cuando la recién reelegida alcaldesa de Ribadesella
diseñó su equipo de Gobierno. Verónica Blanco sería, inicialmente, número tres, sin embargo,
la actitud de la edil durante las semanas anteriores y posteriores a los comicios chocaba
frontalmente con su cargo en un Ejecutivo recién elegido. Así pues, Fernández Román
rediseñó su equipo y decidió que Blanco no tuviera competencias en su concejalía hasta
esperar su recuperación, pero que, en todo caso, no tendría liberación, circunstancias
conocidas por ella desde el 6 de junio en que se le entregó la notificación de la convocatoria del
primer pleno ya pesar de las cuáles firmo su adscripción al grupo municipal de Foro Asturias.
Es justo aclarar también que Charo Fernández Román había propuesto con anterioridad a
estos hechos a Verónica Blanco como diputada de Foro Asturias en la circunscripción oriental,
a lo que la edil se había negado por falta de tiempo.

La propia edil ha reconocido en un periplo de entrevistas en medios de comunicación que
entiende perfectamente la disposición del Gobierno local, que asume que el devenir de la
anterior legislatura la iba a dejar fuera de las liberaciones y que discurre dentro de los cauces
de la normalidad que el cabeza de lista confeccione su equipo según su propio criterio, en
Ribadesella como en el resto de Ayuntamientos del país. Y es que, aunque la concejal
tránsfuga fuera teniente de Alcalde durante la pasada legislatura "nunca fue la mano derecha
de la Alcaldesa, Charo Fernández Román. No hay nada que responda a un capricho de última
hora de la regidora, "el actual equipo de Gobierno está formado respondiendo a serios criterios
laborales, avalados algunos y desechados otros según los últimos cuatro años de legislatura".
Pese a que Verónica Blanco se atribuya la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana
o de los Presupuestos municipales de los últimos cuatro años, "es necesario recordar que las
malas relaciones que entonces tenía con el candidato del Partido Popular riosellano motivaron
que fuera la propia alcaldesa quien liderara las negociaciones para llegar a acuerdos puntuales
con los ediles de la oposición y, de ese modo, poder avanzar el desarrollo del municipio". Este
hecho, "es perfectamente conocido tanto por Verónica Blanco como por su ahora defensor,
Juan Manuel Blanco".

Después de lo acontecido, a las 13:50 horas del día 29 de junio el Registro del Ayuntamiento
de Ribadesella recogió un escrito de la concejal electa, Verónica Blanco, donde ésta solicitaba
su salida inmediata del grupo municipal Foro Asturias y su ingreso en los No Adscritos. Diez
minutos después se celebraba el Pleno de Organización en donde Verónica Blanco votó e
contra de todas las propuestas presentadas por sus compañeros de partido, incluidas las
liberaciones y la contratación de la Auxiliar de la Alcaldía que, como ella bien sabe, puesto que
el ejercicio de sus funciones también se extrapolaba a la ayuda de todos los concejales del
Ayuntamiento, la trabajadora que desempeñaba ese puesto es competente para continuar con
la labor ejercida hasta el momento. A continuación se concretan los sueldos netos de la anterior
legislatura y los propuestos para la actual:

Los sueldos de los concejales liberados durante la anterior legislatura (5.400 euros totales):
Charo Fernández Román (Alcaldesa): 1.800 euros
Verónica Blanco (Teniente de Alcalde): 1.800 euros
Pablo García (Concejal): 900 euros
Vanesa Sánchez (Concejal): 900 euros

Los sueldos planteados para los concejales liberados durante la presente legislatura (5.250
euros totales):
Charo Fernández Román (Alcaldesa): 1.850 euros
Pablo García (Teniente de Alcalde): 1.500 euros
Enrique Gancedo (Concejal): 1.300 euros
María José Bode (Concejal): 600 euros

Verónica Blanco nunca ha dejado de percibir los 1.800 euros que asumía por su trabajo como
Teniente de Alcalde en el Ayuntamiento de Ribadesella, puesto que al registrar su baja en el
ejercicio de sus funciones continúa cobrando, por el momento, una baja del 100% de su
salario.

Para esta Junta Directiva la actitud de Verónica Blanco "no es sólo una traición a sus
compañeros y a su partido, es también una patada a la Democracia mediante la cual fue
elegida concejala de un grupo político al que, de forma libre y autónoma decidió representar".
Sin embargo, a juicio del grupo municipal de Foro, "Verónica Blanco ha demostrado que sólo
representa a sus intereses personales, lo que denota un absoluto desprecio a Ribadesella y a
los riosellanos"."Resulta incoherente que razone su salida del partido aduciendo que 'no se la
quiere', cuando de sus explicaciones se desprende que el sentimiento era anterior al resultado
electoral, ¿por qué no causó baja del partido antes de engañar a la ciudadanía presentándose
por un partido al que iba a traicionar?¿Acaso tenía miedo a no obtener el resultado electoral
necesario para hacer el suficiente daño al partido ganador en las elecciones? No hablamos de
un resultado electoral ajustado, hablamos de un partido que ha obtenido siete concejales frente
a los dos ediles del PP, los dos del PSOE y los dos de Pueblu, una diferencia importante a
tener en cuenta si se respeta la decisión de los votantes. Su único problema es que la ausencia
de liberación la exime del cobro de un salario, igual que le ocurre a otros dos ediles de Foro
Asturias que no percibirán sueldo y que no han decidido dar una bofetada a la decisión
democrática de un pueblo". Dadas estas circunstancias "Verónica Blanco no debería continuar
su labor de victimismo aduciendo argumentos inconexos, incompletos y falsos, debería explicar
cuáles han sido los motivos reales para convertirse en una desertora y engañar de una manera
tan vil a sus compañeros y los ciudadanos que depositaron en ella su confianza"
Las declaraciones de Juan Manuel Blanco, aparecidas estos días en los medios de
comunicación, no hacen más que constatar el acuerdo tácito entre las dos partes. "Resulta
paradójico que el edil que peores resultados ha cosechado para el PP de Ribadesella en toda
su historia, salga ante la opinión pública a limpiar el nombre de una tránsfuga en perjuicio de
otra persona que ha logrado, en las urnas, una mayoría absoluta limpia". "No se puede ganar
en los medios de comunicación con declaraciones cargadas de impotencia lo que no se ha
ganado de forma democrática".

Por todo lo anteriormente expuesto, si le queda algo de esa dignidad de la que tanto ha ido
hablando en cada una de las entrevistas concedidas a los medios de comunicación, y si
respeta un acto democrático como el de las Elecciones, se ha procedido a requerir
notarialmente a Verónica Blanco que entregue su acta de concejal y acate el resultado que las
urnas arrojaron el pasado mes de mayo.

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Espantada de Verónica Blanco en Ribadesella que deja a Foro sin la mayoría absoluta

Espantada de Verónica Blanco en Ribadesella que deja a Foro sin la mayoría absoluta Desde que se supo que la alcaldesa de Ribadesella, Charo Fernández Román, tomó la decisión de no delegar ninguna responsabilidad… Leer mas...

Verónica, te equivocas

Verónica, te equivocas ¿Habría votado en contra Verónica Blanco si ella fuese una de las ediles con cargo y sueldo? Creo que está todo dicho. Hace… Leer mas...