Ribadesella | INUNDACIONES

La alcaldesa de Ribadesella critica a la Confederación Hidrográfica, "nos sé si saben que estamos en el mapa"

  • Reunión del equipo de gobierno y concejales del PP con los riosellanos afectados por las inundaciones

El Fielato y El Nora, 02 Febrero 2019

ribadesella-alcaldesa Fernández y Blanco, en primer plano.

Inundaciones en Ribadesella

 

En los ocho años que llevo como alcaldesa, Confederación Hidrográfica no ha gastado un duro en el concejo de Ribadesella. No sé si saben que estamos en el mapa”, sentenciaba el pasado miércoles una enfadada Charo Fernández Román durante una rueda de prensa ofrecida en el ayuntamiento. Junto a ella el equipo de gobierno riosellano y Juan Manuel Blanco y Susana Otero, del PP de Ribadesella. De los del PSOE y otros partidos ni rastro. Una presencia que al equipo de gobierno riosellano no le parecía necesaria, “que yo sepa en las zonas afectadas por las inundaciones no hubo nadie del PSOE, sólo de Foro y del PP”, decía la alcaldesa, que también añadió que la postura del gobierno del Principado durante las inundaciones le parece impresentable, “nadie llamó para saber si necesitábamos algo. Excepto el consejero de Presidencia, que lo hizo para informar del grave problema que había en las Cuencas, cuando aquí teníamos varios pueblos aislados por el agua, la playa llenándose de basura, la ría desbordada y un argayu amenazando con caer encima de varias viviendas en Monte Somos”, lamentaba Fernández.

ribadesella-inundaciones

Un momento de la reunión con los vecinos afectados por las inundaciones en el Ayuntamiento de Ribadesella.

La convocatoria de prensa tenía también como fin reunir a los vecinos del concejo afectados por las últimas crecidas del Sella, los cuales tuvieron así la oportunidad de expresar sus quejas, dudas y sugerencias para que las riadas dejen de suponer un problema tan grave. Las conclusiones de todos, políticos y vecinos, eran las mismas: menos restricciones para que vecinos y ayuntamientos puedan actuar en las márgenes de los ríos limpiando, y más actuaciones por parte de los organismos competentes, que deberían dejar de poner trabas y empezar por drenar los ríos y realizar en ellos una limpieza efectiva, algo que todos coinciden en afirmar que hace años que no se hace. “No se está llevando a cabo una limpieza adecuada, se basan en datos que no son reales y ni siquiera se molestan en venir ver lo que sucede ni en escuchar a la gente. Hay poca voluntad y poca inversión”, se sentenciaba. “lo de la falta de medios es una tontería enorme. Lo que escasea es voluntad, porque lo único que hace falta es una máquina trabajando una semana, sacando piedras y árboles del cauce del río”, afirmaba enfadado un vecino de L´Alisal.

Además de múltiples destrozos en carreteras, fincas, caminos y casas, las enormes riadas de hace un par de semanas dejaron en el paseo y en el arenal de Santa Marina numerosos estragos y más de 2000 toneladas de basura. Plástico, maderas y animales muertos- con el riesgo para la salud que ello implica- aparecieron en la playa de Ribadesella sin que nadie se haga cargo de su retirada, que ha de asumir el ayuntamiento. Y este es otro tema que resquema y que choca con Costas, ya que la ley de Residuos del Principado establece que el que mancha debe limpiar. Algo con lo que la alcaldesa no está de acuerdo, “la basura que llega a Ribadesella no es sólo nuestra. Viene arrastrada desde concejos de montaña como Amieva, Cangas, Piloña o Parres, pero somos nosotros los que debemos asumir el coste de la limpieza, sin ayuda de ningún organismo, ni del Principado, ni de otros ayuntamientos. Ya se tienen que pagar 70.000 euros a COGERSA para la limpieza de la playa en verano, y ahora ese dinero se verá incrementado sin saber aún si tendremos acceso a subvención. Cuando las riadas de 2010 la limpieza de las playas la asumió Costas, asi que trataremos que ahora también lo hagan”. En este sentido, Charo anunció que se va a formar un frente común entre Ribadesella y Soto del Barco, donde se encuentran con el mismo problema -basura acumulada en la playa que deben recoger sin ayuda de otros concejos ni del Principado- y tratarán de buscar soluciones justas a través de la Federación Asturiana de Concejos y una reunión con la consejería de Medio Ambiente.

La edil también anunció que tenía previsto reunirse este mismo lunes con Manuel Gutiérrez, presidente de Confederación Hidrográfica del Cantábrico, para trasladar los problemas y requerimientos del concejo de Ribadesella. Tras ese encuentro, volverá a reunirse con los vecinos, a los que trasladará las conclusiones de la reunión y con los que se trabajará para buscar soluciones.

Por su parte, el presidente del PP animó a los vecinos a crear una asociación desde la que luchar, aportar posibles procedimientos y trasladar exigencias a las Instituciones autonómicas, “quejarse de uno en uno no hará que hagan nada diferente, teniendo en cuenta que al Ayuntamiento le ponen pegas constantes”, afirmaba Blanco, “en este ayuntamiento hay un proyecto consensuado para limpiar, desde los terrenos en los que estaba Central Lechera hasta los Campinos, pero no se puede hacer por las trabas que pone la legislación”.

Los vecinos presentes en el ayuntamiento el miércoles (procedentes de Omedina, Cuevas del Agua, L´Alisal, Lloviu, Santianes o el Picu Ramonón) quedaron en volver a reunirse con los equipos políticos este viernes, cuando volverán al ayuntamiento para poner sobre la mesa propuestas concretas, que cotejaran con las respuestas que la alcaldesa haya recibido del presidente de Confederación. Así, mediante un frente común de lucha, trataran de resolver lo que consideran un montón de problemas enquistados desde hace años. Inconvenientes puestos desde Costas y Confederación que los nacidos a la orilla del Sella no acaban de entender, “antes, hace 50 años, había más aprovechamiento de los recursos. Se aprovechaba la madera para las casas y si hacían falta piedras pa un caminu se sacaban del ríu. Ahora, todo son trabas. Y multas. No se puede tocar una piedra, ni siquiera la arena…”, lamentaban los vecinos más mayores.

Para terminar, la alcaldesa también pidió tener un conocimiento más exhaustivo de la gestión que se da en las diferentes presas de la cuenca del Sella. Una gestión que consideran inefectiva sino tiene en cuenta las condiciones meteorológicas y la tabla de mareas a la hora de soltar el agua, y advirtió “con tiempo suficiente” que para los días 19 y 20 de febrero se esperan pleamares de coeficientes más altos de los habitual que, sumadas a la suelta de agua de las presas, pueden suponer otra catástrofe para Ribadesella.

 

 

 

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Balance de daños de una jornada infernal de inundaciones en el Oriente de Asturias

El Gobierno acelera la tramitación del proyecto de defensa de Arriondas contra las riadas

Confederaciones, inundaciones y otras cosas a montones