Ribadesella | PUEBLO EJEMPLAR ASTURIAS

La unión vecinal ha hecho real un sueño que en el 2008 parecía imposible

  • La candidatura de la Asociación cultural Iglesia de Moru a pueblo ejemplar se hizo oficial en Ribadesella

El Fielato y El Nora, 26 Julio 2018

presentación de la candidatura de Moru en Ribadesella

Moru: un sueño y una unión que ya son Ejemplares

El Salón de Actos de la Casa de Cultura de Ribadesella, plagado de gente, fue el lugar elegido para hacer oficial la candidatura de La Asociación Cultural Iglesia de Moru al Premio Pueblo Ejemplar de Asturias 2018, que concede la Fundación Princesa de Asturias.

La presidenta del colectivo vecinal de Moru, Ana Fernández, fue la encargada de narrar el periplo de los vecinos para ir restaurando la Iglesia (desde el 2009 hasta el 2017 han llevado a cabo obras en el ábside, los muros y la cubierta, han techado la nave, han arreglado el suelo, el exterior de la iglesia y han ido restaurando las pinturas murales del interior, quedando sólo por acometer la restauración de la bóveda, que pretenden terminar este año), un templo maravilloso, ejemplo del románico asturiano, que se quemó un 26 de julio de 1936, quedando en ruinas. Desde aquel día la iglesia permaneció en riesgo de derrumbe, destruida y sin poder ser usada, hasta que el deseo de los vecinos por restaurarla se convirtió en empeño en el año 2008, cuando –casualmente también un 26 de julio, día de Santa Ana y 72 años después del incendio– se constituyeron como Asociación y empezaron a trabajar juntos para llevar a cabo la rehabilitación. Diez años que han servido no sólo para ir restaurando la iglesia, sin apenas medios y con un trabajo comunal en el que todos los vecinos se han convertido en promotores de una obra que parecía una quimera y que es ya casi una realidad, sino también para contribuir a una unión vecinal que ha hecho de la iglesia de Moru un lugar de encuentro, un centro social en el que ahora, además de actos litúrgicos, se celebran reuniones, fiestas, amagüestos, charlas, conciertos, teatro…, «el fin de la restauración de la Iglesia es su uso y disfrute; alrededor de este empeño se ha generado mucha actividad social y cultural. Para nosotros el premio es el camino recorrido durante estos diez años, la implicación de tantas personas y la unión que se ha producido y que ha hecho posible una restauración que, en el año 2008, parecía una utopía», afirmaba una emocionada Ana Fernández durante el acto celebrado el viernes en Ribadesella.

En este mismo sentido habló la alcaldesa, Charo Fernández Román, que calificó a la Asociación de vecinos como un ejemplo de trabajo, esfuerzo y dedicación digno de ser destacado por su responsabilidad y por la promoción de la restauración de un patrimonio histórico y cultural muy importante para el concejo, pero que además se han convertido en gestores culturales que contribuyen al desarrollo y a la promoción turística de la zona, «para nosotros ya sois ejemplares», recalcó la regidora riosellana, destacando la unión vecinal y el trabajo cooperativo de los vecinos, que con su tesón han hecho realidad el sueño de la restauración pero también han contribuido a dar contenido cultural y social a este pequeño núcleo rural. Por su responsabilidad hacia el patrimonio histórico cultural, por su capacidad para movilizar a toda una comunidad, por utilizar la cultura como nexo de unión y por elaborar un proyecto bien orientado que conforma un puzzle de colaboraciones solidario, el Ayuntamiento de Ribadesella decidió, mediante un acuerdo plenario el 2 de mayo, apoyar la candidatura de la Asociación Cultural iglesia de Moru a Pueblo Ejemplar, algo que harán efectivo esta misma semana (otra vez el 26 de julio, un día sin duda clave para estos vecinos) cuando entregarán el dossier con toda la documentación a la Fundación Princesa de Asturias, que incluye un centenar de avales, el apoyo de la Asociación amigos del Románico y un documental realizado por el creador riosellano Pablo Casanueva en el que se recogen testimonios y anécdotas de los vecinos y de su lucha por recuperar la iglesia. Ahora sólo queda esperar el fallo del jurado, aunque -pase lo que pase y sea quien sea Pueblo Ejemplar- los vecinos de la parroquia de San Salvador de Moru ya se sienten vencedores por haber logrado tanto trabajando unidos durante esta década.

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

La Asociación cultural Iglesia de Moru homenajeó al campaneru, que repicó las campanas con maestría