Ribadesella | RIBADESELLA

Las carreras estrenaron título de Fiesta de Interés Turistico Regional

  • Kevin Llama y el caballo Spanish Cat se impusieron en las carreras de Santa Marina

El Fielato y El Nora, 23 Abril 2019

carrera-caballos-ribadesella
Kevin Llama abraza a Spanish Cat tras ganar en el arenal riosellano

Spanish Cat, el rey de la 30 edición de la carrera de Caballos de la playa de Ribadesella

 

La edición número 30 de las carreras de caballos de la playa de Santa Marina celebró cifra redonda y título de Fiesta de Interés Turístico Regional estrenando distancia en las pruebas del sábado y bajo un sol radiante que llenó de público, tanto el viernes como el sábado, el paseo de la playa riosellana.

La playa, convertida un año más en hipódromo, acogió un total de cinco carreras divididas en distintas series en las que participaron caballos pura sangre inglés, árabes, mixtos y cruzados.
El espectáculo ecuestre comenzaba el viernes con dos carreras (de caballos pura raza árabes y caballos mixtos) sobre una distancia de 1500 metros y en las que se impusieron Sal Alem, montado por Adrián Mariño -en caballos árabes- y Lolita, una yegua conducida por Manuel Revuelta que se llevó la medalla ganadora en la categoría de caballos mixtos.


El sábado se disputaron un total de 3 carreras, una de ellas para caballos pura sangre y sobre una distancia de 2200 metros que suponía la novedad de esta edición y que resultó ser la más accidentada de las competiciones al caerse dos de los 6 jinetes que participaban en ella. Afortunadamente, no hubo que lamentar daños y en la nueva distancia se imponía el fabuloso Spanish Cat, un caballo de 10 años criado en Grado, en la cuadra de Jaime García, que destacó por su velocidad en el arenal y que iba conducido por Kevin Llama.

 

En la imagen de arriba, Spanish Cat y Llama entrando en meta. Sobre estas lineas, el jinete abraza al caballo ganador.

La segunda posición en la novedosa prueba  de 2200 metros fue para Artemisa, una yegua montada por Daniel Rivas. En tercera posición entró en meta Sel Visisima, propiedad del gijonés Hugo de León, quien también fue su jinete.

No era la primera vez que Spanish Cat entraba vencedor en meta, ya que el mismo caballo y su jinete, Kevin Llama, se habían impuesto en la primera de las carreras celebradas el sábado, sobre una distancia de 1500 metros y en la que participaron caballos pura sangre inglés. Tras Spanish Cat entraba en meta Stent, una yegua de Cantabria conducida por Manuel Revuelta. La tercera posición se la adjudicó Samsara, una yegua sierense montada por su propietario, Jesús Riesgo.
En la tercera de las competiciones, la de los caballos cruzados con pura sangre, la victoria fue para Gladiador, un caballo procedente de Vizcaya y conducido por Joel Felipe Quintero. Segundos fueron Cartucho y su jinete Iker Castro, de Cangas de Onís, y tercero Whassap, conducido por Kevin Llama.


Ya son 30 los años que esta carrera de caballos lleva llenando Ribadesella de preciosos ejemplares equinos y de miles de aficionados a estas carreras y al espectáculo, único, que se ofrece en la playa de Santa Marina y que, un año más,  con una climatología perfecta, no defraudó a ninguno de los espectadores que se asomaron a Ribadesella.

 

 

carrera-caballos-ribadesella

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Ribadesella celebró la edición 29 de sus carreras de caballos