Ribadesella | CULTURA

«L’Asturianu ye una seña d’identidá del cine míu»

  • POR TAMARA LLAMEDO

El Fielato y El Nora, 28 Marzo 2018

Casanueva-Ribadesella-cineasta Pablo Casanueva, en Ribadesella.

Pablo Casanueva, realizador

 

El riosellano Pablo Casanueva (22 años), director de “Bernabé”, – su primer largometraje estrenado hace cuatro años–, prepara una cinta sobre la primera ascensión al Urriellu, protagonizada por Pedro Pidal y Gregorio “el Cainejo”, de la que se cumplen 115 años en 2019.

– ¿Siempre tuviste claro que te ibas a dedicar al cine o de críu soñabas con ser otra cosa?
– Bueno, de muy neñu quería dedicame a la arquitectura…luego ví que conllevaba estudiar matemáticas y echéme atrás.  Si ye verdá que siempre tuve relación con la imaxe: empecé pintando, luego faciendo semeyes y, dempués, el video. Y como también siempre me gustó muchu escuchar, lo que hago ahora e un resultau de eses dos coses: imaxe y relatu, a veces con semeyes, con películes, documentales o videoclips.

– ¿De ahí salió “Bernabé”, de escuchar?
– Si, Bernabé ye una reelaboración de un relatu, de una figura que tien muchu de mitu. Pa facela garré la tradición viva, bebiendo de los testimonios, y d’ehí salió el guion. Llueu añadí ficción, reellaborando una hestoria conocía y usando técniques de vídeo, pa devolve-y al pueblu esa historia y que fuera revivida. Y pasó que a la xente gusto-y muchu.

– ¿Es importante para ti contar historias de aquí, de Asturies?
– Si, muchu. Pienso que estamos nun momentu nel que la tradición oral ta cortándose. Hay muches histories, mucha cultura, que ta a puntu de perdese o ya se perdió. Yo creo que’l cine tien que falar d’hestories que interesen a la xente y, según eso, pienso que a un paisano de Ribadesella siempre va a llega-y más una historia sobre algo que ocurra nel su entornu cercanu que la de un superhéroe americanu. Eso notelo muchu con Bernabé, que la película llegó y naide me planteó nunca nenguna quexa pol fechu de que tuviera rodada n´asturianu.

– ¿Y no te planteaste l’Asturianu como una limitación a la hora de que la película saliera fuera d’Asturies?
– No, pa nada. Si pretendiera llevar les mis películes a Francia o a Alemania tendría que subtitulales, pues col castellanu lo mesmu. Pa mí que el mio cine esté fechu n´Asturianu e algo que-y añade valor cultural, porque son histories que sucedieron n´Asturianu. También ye una manera de defendelo, de dai protagonismu, de poner en valor la nuesa cultura. L´Asturianu ye una seña d’identidá del  cine míu.

– Además, todas las historias que cuentas suceden aquí, en el Oriente.
– Sí, e verdá. Son hestories que pasen equí porque ye onde más escucho, pero tamién son hestories que pueden abrise y salir fuera. Aunque tengo tendencia a trabayar  con lo concretu, colo llocal, creo que un paisano de Nueva Zelanda puede sentise identificáu con cualquiera de les hestories que cuento o colos valores que aparecen en elles.

– Hablemos de  proyectos… empecemos por la Sele construcción de la memoria
–  Pues la Sele e una película que me presta muchu porque ye encontrada: llegué a casa de mio güela y encontrela ellí. Y aunque e un curtiu de 15 minutos, tócanse n’ella muchos temas. Ye tamién un trabayu muy personal que fala de dos coses: de la memoria hestórica, que ye una lectura obligada, la manera en que ciertes coses se silenciaron, l’olvidu impuestu; y luego fala tamién de la construcción de la memoria en sí, cómo recordamos en base a una foto, una coincidencia, o la casualidá, que considero que tien muchu pesu en el mecanismo que activa la memoria: topar delles casualidades, uniles y a través de elles facer un relatu d´algo que pasó en 1938, que yo no viví.

– Háblame del documental que preparas sobre la cueva de Tito Bustillo.
– Pues toi faciendolu xuntu a Dolores Álvarez y José Manuel Rodríguez, de la Sociedad Etnográfica, aprovechando que  se cumplen cincuenta años del descubrimientu de la cueva. Con él queremos  defender a los descubridores de la cueva, dandoyos voz a todos,  recordando unos momentos tan importantes pa la villa. Llueu, también buscamos conectar el pueblu con la cueva y la cueva con el pueblu, indagar en la visión que los vecinos tienen de ella, qué recuerdos tienen del descubrimientu… porque notamos que está un pocu alejada, que no se defiende, por exemplu, como se defienden Les Piragües, cuando e un tesoro y un patrimoniu importantísimu  que tenemos equí en casa. Buscamos, otra vez lo mismu, recuperar una memoria olvidada y divulgala dempués de filala, pa dai un valor. Además tamos grabando en sitios clave, buscando los llugares onde pasó la historia, porque también nos parez importante poner en valor l’entornu  la cueva, el macizu de Ardines.

– También preparas un documental sobre el Cobayu.
– Si, el barriu del Cobayu cumple cincuenta años y la asociación de vecinos propúsome facer algo pa una fiesta, una axuntanza, que tan organizando pal día de San Xuan. Y fízome mucha ilusión. Pa facelu entrevistamos a más de 70 persones, recuperando recuerdos  con xente que fue a vivir allí nel 68, xente que nació y se crió allí, xente que se mudó va pocu, críos de ahora…comparando les vivencies de cada unu y tou ello filau con 300 fotos vieyes. E un documental muy sociolóxicu, la verdá, y abarca muchos temes perinteresantes: el tema de la pertenencia a un barriu, la relación aldea-villa, tema llingüisticu, el papel de la muyer o cómo yera la vida  nos años 70-80, también ta el tema tan identitariu de ser del Cobayu…, tien más jugo de lo que yo pensaba. De hechu, vamos sacar dos versiones, una llarga enfocada más pa los vecinos, que ya está montada, y otra versión más corta, aprovechando los temes que salieron a rellucir con los testimonios, que pueden dar llugar a debates perinteresantes.

– Para terminar, cuéntame algo sobre tu último proyecto, una película sobre la primera ascensión al picu Urriellu.
– Pues la idea de esta película salió d´un relatu cortu sobre esa primera subida al Picu de Pidal y Cainejo; un relatu escritu por Xuacu Álvarez, que ye unu de los guías de L’Urriellu. La hestoria llamabami la atención pero nunca me la había planteáu como película hasta esa llectura, que fue lo que inspiró el guion. Na película va a haber dos llínies principales: una documental, centrada nos testimonios de los dos protagonistes, y otra de ficción que fala más sobre la sociedad cabraliega de principios de sieglu. Paezmi que ye una hestoria con muchu simbolismu; fala de la rellación de l’home cola montaña, d’un pastor y un marqués que, movíos por distintes razones y perteneciendo a mundos muy diferentes, suben a lo cimeru d’un picu por primera vez, xugándose la vida. Amás ye una hestoria perconocía, cercana, y que pretendo reellaborar pa que vuelva a la xente en forma de película.  Volvemos a lo mesmu: un tema mui llocal, una hestoria perconocía n’esta zona de Asturies, pero que fala de sentimientos universales. Y tamién coincide que pa 2019 cúmplense 115 años d’esa hazaña, ¡así que espero que nun haya más aniversarios porque nun mi lo da pa contalos todos! (risas).

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Espectacular proyecto del gobierno de Ribadesella para urbanizar la margen de la ría desde la estación de autobuses hasta el puente

SUSPENDIDAS LAS CARRERAS DE CABALLOS DE LA PLAYA DE RIBADESELLA

SUSPENDIDAS LAS CARRERAS DE CABALLOS DE LA PLAYA DE RIBADESELLA El fuerte temporal marítimo del último fin de semana ha afectado gravemente al estado de la playa Santa Marina, donde se disputan las conocidas… Leer mas...