Colunga | HUERRES

El cocinero Pedro Morán recogió en Huerres el oriciu de Honor 2019

  • Los oricios y la sidra DOP fueron la combinación perfecta el pasado fin de semana en Huerres (Colunga)
El cocinero Pedro Morán recogió el oriciu de Honor 2019

Huerres fue otra vez la capital del oriciu

 

Los amantes de los oricios acudieron hasta la localidad de Huerres un año más a disfrutar de este manjar gastronómico. La cita, que tuvo lugar durante el sábado y el domingo, fue otra vez todo un éxito y este año, además, sirvió como plataforma desde la que apoyar la candidatura de la cultura sidrera a patrimonio de la Humanidad, teniendo en cuenta que la sidra y los oricios forman una combinación perfecta. En Huerres se repartiron alrededor de 2000 kilos de oricios (que podían probarse cocidos pero también en tortilla, croquetas… ) los cuales pudieron acompañarse todo el fin de semana con sidra DOP.

La organización de la fiesta y la preparación de los manjares corre a cargo de los vecinos de este pequeño pueblo, de menos de 80 habitantes, volcados cada año con esta fiesta en la que se ensalza uno de los manjares más característicos de la gastronomía asturiana.

Durante el sábado y el domingo la carpa instalada en Huerres acogió numerosas actividades para acompañar la degustación de marisco, entre ellas la masterclass de cocina que el reputado chef Marcos Morán impartió el sábado por la tarde, donde enseñó diferentes formas de preparar los oricios a la manera que se hace en Casa Gerardo, el restaurante familiar de una estrella Michelin que regenta con su familia. También el sábado, Juan Carlos Arboleya -experto en gastronomía molecular y director del master en Ciencias Gastronómicas del Basque Culinary Center- ofreció una charla en la que habló de la relación de la ciencia con la cocina de vanguardia. Ya de noche, hubo una animada verbena.

El domingo, a la una de la tarde y con la carpa a rebosar de gente degustando oricios y sidra, la organización entregaba el Oriciu de Honor al cocinero Pedro Morán, todo un referente de la cocina asturiana que desde su restaurante, Casa Gerardo, ha llevado a cabo una importante promoción de los oricios y de la gastronomía asturiana en general.

Pedro Morán recogiendo el Oriciu de Honor.

Morán recogió el premio (una escultura diseñada por Kiko Urrusti) declarando que el oriciu es hoy día un articulo de lujo que debe a Asturias su significado. El cocinero explicó brevemente que en los años 70 no se consumían oricios más allá de Asturias y la alta cocina francesa, “gracias a los asturianos, a los chigres, restaurantes y sidrerías, el oriciu ha llegado a ser un producto muy demandado y utilizado en la alta cocina nacional. En casa Gerardo tenemos los oricios en alta estima y, por eso, cada año sacamos platos nuevos con este manjar como ingrediente principal”, afirmó. Morán aprovechó también su estancia en el escenario para alabar “la labor encomiable que desde Huerres se hace para defender el oriciu” y finalizó su discurso con un emocionado “¡Viva Huerres y vivan los oricios!

 

 

 

 

 

 

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Fin de semana de oricios en Huerres

Oriciu de Honor en Huerres para el Descenso Internacional del Sella