Los vecinos de Granda quieren utilizar su escuela como el resto de parroquias

La lluvia se convirtió en una invitada no deseada para los vecinos de Granda en la celebración del día del socio que tenía lugar hace unos días.

Las carpas preparadas para resguardarse de la lluvia se quedaron pequeñas y se puso de manifiesto la necesidad que tienen los vecinos de contar con unas escuelas como el pueblo se merece.