Onís | ONÍS

Los galardonados con el Gamonéu de Oro reivindican la figura del Pastor

  • El Semanario EL FIELATO, el periodista Javier González Caso y los pastores, José Antonio Posada Gutiérrez y Paulino Alonso Alonso, recogieron sus premios Gamonéu.

El Fielato y El Nora, 23 Octubre 2016

Los galardonados, en Benia de Onís. Los galardonados, en Benia de Onís.

Los cuatro galardonados con el Gamonéu de Oro de 2016, tomaron la palabra y reivindicaron la figura del Pastor –sí con mayúsculas– y del trabajo que desde hace miles de años llevan desarrollando en los terrenos del Parque Nacional de los Picos de Europa.

José Antonio Posada, de la Robellada (Onís), pastor y elaborador de queso aún en activo; y Paulino Alonso, de Gamonéu de Cangas, pastor y quesero retirado, agradecieron el galardón y ambos pusieron de manifiesto la necesidad de acabar con el gran problema del lobo en los Picos de Europa. «Anoche tuve que dormir con el ganado, porque no nos queda otra», apuntó Posada.

El periodista Javier González Caso resumió lo que lleva viendo desde hace más de veinte años como corresponsal en la Comarca, primero de la «felizmente resucitada Voz de Asturias», apuntó, y ahora para los informativos de la TPA. Caso reivindicó la figura de los pastores que ya estaban en los Picos de Europa mucho antes de que fuera declarado Parque Nacional. Cerró las intervenciones Borja Márquez, que recogió el galardón concedido a EL FIELATO. «Tenemos que recuperar lo que es nuestro, lo que nos robaron, porque los Picos de Europa son nuestros y no de cuatro de Madrid». Borja pidió a las administraciones que limpien la cotolla que invade caminos y pastizales en el Parque Nacional donde tienen más peso los «ecólogos, que los pastores que llevan aquí toda la vida».

borja marquez el fielato premios gamoneu de oro

Borja Márquez durante su aplaudida intervención en Benia de Onís.

 

Agradecimiento de Javier González Caso

al recoger el premio:

Quiero dar las gracias por este premio a la comisión organizadora de este certamen del queso gamonéu, así como al alcalde de Onís, José Manuel Abeledo. Es un reconocimiento que les agradezco de todo corazón, por más que ello me obligue a subir a esta tribuna. Soy de los que cree que los de mi oficio, estamos para dar noticias y no debemos ser protagonistas de nada. Dicho ésto, reconozco que presta mucho que a uno le reconozcan por su trabajo como informador. Por eso, reitero mi agradecimiento por este premio gamonéu. Este es un galardón que quiero dedicar a mi familia. A mi mujer, Rosi, y a mis hijos Ana y Andrés, con quienes no paso todo el tiempo que quisiera a causa de los horarios un poco locos que tenemos los periodistas. El nuestro es un oficio maravilloso, pero que concilia mal con la vida familiar.

La verdad es que para conseguir este reconocimiento hubo que caleyar bastante. Han sido muchos los reportajes que he dedicado al queso gamonéu en los casi 21 años que llevo como periodista. Mi primera crónica sobre este certamen la publiqué en las páginas de la felizmente resucitada Voz de Asturias el lunes 21 de octubre de 1996. En los últimos años he cubierto el certamen para los informativos de la Televisión Pública del Principado de Asturias, la popular TPA, una tele que tiene mucho que ver con este premio y cuya audiencia más fiel está en concejos rurales como Onís, algo que hay que agradecer y subrayar. Y como los reportajes y las noticias en televisión las hacemos en equipo, por eso mismo quiero compartir este premio con mis compañeros, los cámaras con los que trabajo habitualmente: César Hórreo y Sergio Galdo. Las imágenes que ilustran mis textos y locuciones, son cosa de ellos y es gracias a su trabajo que el queso de gamonéu, y todo lo que le rodea, como las majadas y las queserías en las que se elabora o las cuevas de maduración, lucen en la tele de forma tan brillante.

Por lo demás, hoy aquí en Benia, tenemos a 16 elaboradores de gamonéu, de ellos 4 del Puertu y otros 12 del Valle. Es verdad que en los puertos de Onís y de Cangas cada vez quedan menos queseros. Solo un apunte. Hace 20 años en este certamen participaron 24 queseros, 13 de Onís y 11 de Cangues. Y casi todos hacían quesu en el puertu. Los daños del lobo y las trabas burocráticas, que impidieron dotar de infraestructuras ganaderas a las majadas hasta que se inauguraron las queserías de Belbín y Gumartini, redujeron al mínimo ese censo de elaboradores de gamonéu del puertu. Ahora mismo en Onís, tras muchos años de una lucha que iniciaron el anterior alcalde, José Antonio González y personas como el fallecido Jesús Fernández Niembro, Chusón, están en marcha actuaciones como la pista de acceso a la Vega de las Mantegas, que pronto estará concluida. Mejorará y facilitará la labor de los ganaderos y los pastores de este concejo y, ojalá, que alguien se decida a abrir nuevas queserías en el Parque Nacional de los Picos de Europa, sí en el Parque Nacional. Es verdad que es un espacio natural protegido desde hace casi 100 años. Pero desde mucho antes, desde los tiempos neolíticos, allí han pastado nuestros rebaños de vacas, cabras y ovejas; y el del Macizo Occidental de los Picos de Europa es un paisaje que no se entendería sin la presencia de los pastores queseros del gamonéu. Pero no caigamos en la nostalgia. Tras la puesta en marcha de la Denominación de Origen en 2003, también hay una variedad de gamonéu del Valle y tenemos una veintena de queserías repartidas por nuestros dos concejos, un número que ha ido a más en los últimos años. Hablamos de micro queserías familiares, con pequeñas producciones, que generan actividad económica y que fijan población en nuestros pueblos de la mano de una joya gastronómica como es el queso de gamonéu que, sí, está muy bueno y es único e irrepetible, pero que tenemos que cuidar y mimar de verdad. Sin ombliguismos. Además de un elemento de identidad, la elaboración del queso de gamonéu, es un recurso que, estoy convencido, está llamado a jugar un papel clave en el futuro del sector primario y la economía de nuestro pequeño país del gamonéu: los concejos de Onís y de Cangas de Onís. No quiero terminar sin felicitar al resto de premiados: a los responsables del semanario El Fielato, quienes llevan 25 años haciendo comarca y defendiendo también el queso gamonéu. Y a José Antonio y a Paulino, dos grandes maestros queseros. Sin nada más por mi parte, muchas gracias a todos. Y como solemos decir los periodistas, seguiremos informando.

premios gamoneu de oro

José Antonio Posada, Paulino Alonso, Javier G. Caso y Borja Márquez.

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Onís dona a la Fundación Sandra Ibarra de lucha contra el cáncer los 3.800 euros de la subasta del Gamonéu

Onís dona a la Fundación Sandra Ibarra de lucha contra el cáncer los 3.800 euros de la subasta del Gamonéu Los 3.800 euros que pagó la Sidrería Couzapín de Madrid, por las dos mejores piezas de Gamoneú del Certamen de Onís,… Leer mas...

Las queserías de Gumartini y Priena, las triunfadoras en el Certamen de Onís

Las queserías de Gumartini y Priena, las triunfadoras en el Certamen de Onís Los quesos ganadores del XXXVII Certamen de Gamonéu: el de la Quesería Gumartini y el de la Quesería Priena se vendieron en la subasta… Leer mas...