opinion | BORJA

Los Pilares del éxito de Nacho Manzano

  • Olga Sánchez, Matteo Pierazzoli y Juan Luis García.
Matteo, Olga y Juan Luis Matteo, Olga y Juan Luis

Dicen que detrás de un un hombre de éxito está una gran mujer. En el caso del cocinero Nacho Manzano (nada de restaurador, esos son los de los muebles, relojes o coches viejos), sus pilares son, y por este orden: su abuela Gloria González, su madre Olga Sánchez y sus hermanas. Pero sin desmerecer a las anteriores, un Murciano de Torre-Pacheco, cada vez más Asturiano, y un Italiano, enamorado de nuestra Comarca, son los otros pilares del único Restaurante con dos Estrellas Michelin de Asturias, Casa Marcial. Juan Luis y Matteo son sus nombres y los que han conseguido hace unos días ser los ganadores del concurso internacional Armonías Gastronómicas con Vinos de Jerez y Manzanilla 2016 lo cual indica que serán los que representarán a España en la final europea.

Olga Sánchez

Olga pasa siempre inadvertida, pero ella le enseñó a Nachín que eso de «pasear libros de casa al instituto, ni hablar». Y se plantó diciéndole: «quies ser cocinero, pues a aprender el oficio». “Nachín”, como lo llama su madre, cocinaba de guaje subido a una caja de sidra porque no llegaba a los fogones. «Cuando las famosas partidas de Brisca en Casa Marcial de La Salgar (Parres), había que hacer bocadillos para la gente», nos  comentaba Olga. Pero quizás lo que mucha gente desconozca de esta mujer, son sus manos cerca de los fogones. «Nosotros hacíamos encargos de pito con arroz, caza y lo que cayera». Eran muchas bocas que alimentar en casa y Marcial (Mesonero Mayor de Parres) iba por los pueblos en busca de los pitos y demás ingredientes. «No creas, no había muchos que comprar, eran tiempos muy duros» añadió la madre de los Manzano.

 Olga las tuvo que pasar canutas y trabajar hasta las tantas de la madrugada sin descanso para sacar unes perruques para que su reciella saliera adelante. La matriarca nunca deja de citar a su madre, Gloria, que hoy da nombre a otros dos restaurantes de tipo más informal de cara a otro tipo de clientela.

 “Gloria”, triunfa en la capital de Asturias y en la otra “capital” más cercana al mar. Oviedo y Gijón saben a gloria, de la mano de los “Michelinados” Manzano Sánchez. «Mamá es muy grande y la queremos muchísimo. A ella y a papá les debemos todo», no se cansan de repetir los hermanos. 

Matteo Pierazzoli

Matteo es un hombre discreto y sumamente tranquilo. Pienso que son cualidades muy buenas para un profesional de la cocina. «Yo me vine a España y presté mis servicios en el Restaurante El Atrio de  Cáceres. Allí vino Nacho a buscarme. Lo que más me gusta de trabajar con Nacho es que yo sabía que era uno de los grandes cocineros de España y pensaba que había que tratarlo desde la distancia. No fue así. Él me trata como uno más, me deja hacer y ejerzo libremente como jefe de cocina en el complejo hostelero de la familia Manzano». Matteo está muy contento de vivir en Arriondas junto con su chica, que ahora anda estudiando en Italia para tener el título de Sumiller.

Juan  Luis  García

Desde que hace casi cuatro años “aterrizó” por Arriondas, me llamó la atención lo inteligente que era. Su conversación siempre pasa porque sabe escuchar. Habla poco, pero siempre atina con lo que dice. Este Murciano de Torre-Pacheco, de tonto no tiene ni un pelo. Bueno, en realidad ni sin ser tonto, porque luce una calva total. Siempre me pregunto: ¿se quedaría calvo de tanto pensar? 

Juan Luis quiere cada día más a Asturias. Prueba de ello es su lucha por dignificar los vinos de Cangas del Narcea y nuestra Sidra. Vive feliz y contento con su chica: «sin ella nada sería posible».

 

 

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Nacho Manzano, Amigo del Gochu

Los Golfos no me la dan con quesu