Sariego | SOCIEDAD

El aizkolari saregano David Naredo consigue su sueño

  • El cortador de troncos saregano se proclamó Campeón de segunda en la Liga de Vizcaya a nivel individual, que le da el paso a competir en primera, además, también conquistó el subcampeonato por parejas

El Fielato y El Nora, 06 Octubre 2018

Saúl Bastián y David Naredo.

Distinción en casa para David Naredo

 

«Es un sueño hecho realidad, un sueño que no sólo era el mío», aseguró el deportista saregano David Naredo a sus paisanos durante el reconocimiento que ayer viernes le rindieron en su casa, Sariego, tras proclamarse Campeón de segunda en la Liga de Vizcaya a nivel individual, el pasado 22 de septiembre, en el Frontón de Larrabetzu (Vizcaya).

Un emocionado Naredo recogió del alcalde, Saúl Bastián, una más que merecida placa después de una brillante temporada. Además del título individual, el 9 de septiembre el saregano ya se había proclamado subcampeón de Vizcaya de corta de troncos en la modalidad de parejas.

El deportista junto a sus padres, su hermano y su novia, otro pilar para el cortador.

Familia, amigos y vecinos arroparon al aizkolari (cortador de troncos) asturiano en este sencillo pero emotivo acto en el que aprovechó para agradecer el apoyo. «Costó mucho llegar, pero hasta aquí no se llega solo, fueron muchas las personas que me apoyaron», reconoció mientras se acordó de su padre, Joaquín Naredo, «el primero que está, a pesar de ser la  pesadilla en los entrenos, y el que me metió aquí»; a Pola, el alma de Seis Conceyos, «que siempre está» y a la familia «que siempre me dais apoyo y aliento», además de ponerle los pies en la tierra para que «una victoria no se me subiese a la cabeza», aprendiendo a perder antes que a ganar. Y recordó una frase que su padre le dijo cuando contaba con once años y que nunca se le olvidó: «güaje, no quieras comer la miel antes de fabricarla».

Con voz más temblorosa, el aiskolari asturiano quiso tener presente en este gran día en Sariego a las personas que ya no están, su primo Noel, Onelio y sus güelitos, momento en el que emocionó a todos los allí presentes.

El joven Naredo es el primer asturiano en conquistar el campeonato y traerse para Sariego «una txapela (boina) del País Vasco que muchos codician pero que unos pocos consiguen», afirmó. Cuatro fueron los intentos que realizó hasta llegar a su objetivo, el campeonato en la que, además de la satisfacción de ganar en una más que exigente prueba le lleva a poder competir, el próximo año, en la 1ª Categoría de Corta de Troncos con Hacha, en la provincia vasca de Vizcaya. 

De los cuatro troncos que cortaba en segunda pasará al doble: «Va a ser más complicado, pero lo afronto con ganas, con muchas ganas y prefiero ser mediocre estando en primer que el mejor en segunda». Espera no defraudar u poder mantenerse.

Naredo ya  fue galardonado en 2013 como el deportista del año en el concejo, ya entonces «os dije que lo iba a intentar, costó lo suyo, pero aquí está», aseguró el galardonado, quien departió con los asistentes explicando las peculiaridades de la liga y competiciones vascas y sus entrenamientos, porque estar donde está no es fruto de la casualidad. Su lucha, trabajo y constancia le llevaron a lo más alto.

La próxima cita para el deportista saregano será el 21 de octubre en el municipio vizcaino de Loiu. Junto a sus compañeros de equipo intentará conquistar la Liga por equipos y será la despedida para Naredo porque en esta competición el cortador de hacha tiene que ser de segunda.

 

David Naredo posa con todas las txpelas conseguidas en los dos años que lleva compitiendo en el País Vasco.

David, sus padres y hermano junto a su abuelo materno, muy emocionado en el acto.

David, al finalizar su intervención, puso de pie a los asistentes.

 

Su maestro en el Colegio de Vega, José Luis Chillón, tampoco quiso faltar a este homenaje. 

 

Comentarios

No hay comentarios

Para poder dejar sus comentarios debe estar logueado en la web. Registrarse

Noticias relacionadas

Sariego nombra a Ramón Pérez jubilado del año

Fidel Ornia, vecino de Miares, gana un igualadísimo concurso de sidra casera en Sariego